Un pasajero argentino del crucero en Japón da positivo al nuevo coronavirus

Las medidas para hacer frente a la epidemia de neumonía viral se endurecían en todo el mundo, después de que causara 636 muertos en China, incluyendo a uno de los primeros médicos que alertó del peligro del nuevo coronavirus, fallecido este viernes.

Por:  AFP

Un pasajero argentino del crucero Diamond Princess, en cuarentena frente a las costas de Japón, figura entre las 61 personas que han contraído el nuevo coronavirus, anunciaron este viernes las autoridades japonesas.

Se trata del primer caso confirmado de un latinoamericano diagnosticado con el nuevo coronavirus que se haya anunciado hasta el momento.

El crucero, que llegó el lunes por la noche a las inmediaciones del puerto de Yokohama (suroeste de Tokio), cuenta con unos 3.700 pasajeros y tripulantes, de los cuales 273 se han sometido a las pruebas de detección.

“Llegaron los resultados de los 171 tests restantes, de los cuales 41 dieron positivo”, anunció el viernes el ministro de Salud japonés, Katsunobu Kato, con lo que se triplica la cifra inicial de casos. Estos pacientes serán hospitalizados, al igual que los anteriores.

Además del argentino, hay 21 japoneses, 8 estadounidenses, 5 canadienses, 5 australianos y un británico, según la información brindada por el ministerio.

Las pruebas se limitaron inicialmente a las personas que presentaban síntomas o que habían estado en contacto con un pasajero que desembarcó en Hong Kong y al que se le diagnosticó la enfermedad.

Pero ahora el ministro de Salud dijo que se someterá a tests adicionales a personas vulnerables a bordo, como los ancianos, y a quienes hayan estado en contacto con los nuevos casos positivos. No se ha dado una cifra.

El Diamond Princess atracó el jueves en Yokohama para avituallarse para una cuarentena que podría durar hasta el 19 de febrero.

Veinte personas ya habían dado positivo. Fueron evacuadas del barco. Una de ellas está en estado grave, anunció este viernes el Ministerio de Salud sin entrar en detalles.

Van más de 630 fallecidos

Las medidas para hacer frente a la epidemia de neumonía viral se endurecían en todo el mundo, después de que causara 636 muertos en China, incluyendo a uno de los primeros médicos que alertó del peligro del nuevo coronavirus, fallecido este viernes.

El gigante asiático registró 31.161 personas contagiadas, y cada vez más ciudades dieron orden de quedarse en casa a decenas de millones de habitantes.

La epidemia también se cobró la vida, este viernes de madrugada, del oftalmólogo Li Wenliang, que murió en el hospital central de Wuhan. Él fue uno de los primeros en dar la voz de alarma ante la aparición del brote, lo que le costó que las autoridades lo acusaran de “propagación de rumores”.

Fuera de China continental, se confirmaron más de 240 casos de la enfermedad en una treintena de países y territorios.

Más Noticias