“¡Todo está bien!”: Trump luego del ataque de Irán contra bases de EE UU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en un mensaje en Twitter que se estaba realizando una evaluación de las víctimas y los daños de los ataques y que haría una declaración el miércoles por la mañana.

Por:  Reuters

Irán disparó el miércoles 08 de enero misiles contra fuerzas lideradas por Estados Unidos en Irak en represalia por el ataque de aviones no tripulados estadounidenses contra un alto mando militar iraní cuyo asesinato la semana pasada avivó los temores de una nueva guerra en Oriente Próximo.

La televisión estatal iraní dijo que Irán había disparado 15 misiles contra objetivos estadounidenses en Irak en la madrugada del miércoles. El ejército de Estados Unidos dijo que al menos dos instalaciones iraquíes que albergan personal de la coalición que lidera el país norteamericano fueron atacadas aproximadamente a la 1:30 a.m. hora local (2230 GMT del martes). Según Irak, se dispararon 22 misiles.

Las autoridades iraníes dijeron que Teherán no quiere una guerra y que sus ataques “concluyeron” su respuesta al asesinato de Qassem Soleimani, un poderoso general cuyo entierro en Irán después de días de duelo se completó casi al mismo tiempo que los lanzamientos de misiles de Irán. La televisión estatal iraní mostraba a los asistentes al funeral celebrando el ataque.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en un mensaje en Twitter que se estaba realizando una evaluación de las víctimas y los daños de los ataques y que haría una declaración el miércoles por la mañana.

“¡Todo está bien!”, dijo Trump, que en diciembre de 2018 visitó uno de los emplazamientos atacados en Irak, la base aérea Ain al-Asad.

Una fuente dijo que los primeros informes no registraban víctimas estadounidenses, mientras que otros responsables estadounidenses prefirieron no hacer comentarios.

La televisión estatal iraní dijo que 80 “terroristas estadounidenses” fueron asesinados y que helicópteros y equipos militares estadounidenses resultaron dañados. No se ofrecieron pruebas del origen de estas informaciones.

Alemania, Dinamarca y Noruega dijeron que no murió ni resultó herido ningún soldado suyo en Irak. Irak también afirmó que no hubo víctimas en sus fuerzas.

Irán, que ha pedido desde hace mucho tiempo que los soldados estadounidenses abandonen Oriente Próximo, exigió a Washington tras los ataques que retire sus tropas para evitar más muertes y advirtió a sus aliados, incluido Israel, de que no permitan ataques desde sus territorios.

La televisión iraní informó que un responsable de la oficina del líder supremo Ali Jamenei dijo que un ataque con misiles era el “más flojo” de los varios escenarios de represalia considerados. Según comentarios de una fuente a este medio, Irán había seleccionado otros 100 posibles objetivos.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, realizará declaraciones a lo largo del miércoles, según informó la televisión estatal.

El portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, dijo que las bases atacadas eran la base aérea de Al-Asad y otra instalación en Erbil, Irak.

“A medida que vayamos evaluando la situación y nuestra respuesta, tomaremos todas las medidas necesarias para proteger y defender al personal, socios y aliados de  Estados Unidos en la región”, dijo Hoffman.

Horas antes, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo que Estados Unidos debería anticipar una respuesta de Irán por la muerte de Soleimani, comandante del cuerpo de élite Fuerza Quds de Irán, una unidad de la Guardia Revolucionaria.

“Creo que deberíamos esperar que tomen represalias de alguna manera”, dijo en una rueda de prensa en el Pentágono.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, dijo que Irán “tomó y concluyó medidas proporcionadas en defensa propia en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU”.

“No buscamos la escalada o la guerra, pero nos defenderemos de cualquier agresión”, escribió en una publicación en Twitter.

Si el ejército de Estados Unidos no sufrió bajas e Irán no toma más medidas en represalia por el asesinato de Soleimani, podría crearse una oportunidad para que Washington y Teherán busquen una salida a una confrontación cada vez más violenta.

Los mercados bursátiles asiáticos, que experimentaron recortes tras conocerse el ataque, redujeron parte de sus pérdidas después de los tuits de Trump y Zarif. Los precios del crudo estadounidense también se frenaban después de subir  casi un 5% ante las preocupaciones de que un conflicto mayor reduzca la oferta de petróleo.

El ministro de petróleo de los Emiratos Árabes Unidos, miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), dijo que los últimos acontecimientos no deben exagerarse. Dijo que no había escasez mundial de crudo y que la organización respondería a cualquier necesidad.

Más Noticias