Sagasti asumió Presidencia de Perú y pidió perdón por víctimas de protestas

El ingeniero de 76 años debe gobernar el país andino hasta el 28 de julio de 2021. Ratificó nuevas elecciones para el 11 de abril del proximo año.

Por:  AFP / Foto EFE

El centrista Francisco Sagasti juró el martes 17-N como nuevo presidente de Perú y de inmediato pidió "perdón" a las familias de dos jóvenes muertos en las protestas de los indignados ciudadanos que hicieron caer a su efímero antecesor.

"Juro por la patria y todos los peruanos que ejerceré el cargo de presidente", declaró en una sesión plenaria del Congreso el ingeniero de 76 años, que debe gobernar hasta el 28 de julio de 2021.

A continuación pidió "perdón a nombre del Estado" a las familias de los dos manifestantes muertos el sábado 14-N, aparentemente a manos de la policía, en las protestas contra su antecesor, Manuel Merino.

"No podemos devolverles la vida a estos jóvenes", dijo el nuevo presidente sobre Inti Sotelo, de 24 años, y Jack Pintado, de 22, cuyos padres estaban presentes en la sesión del Congreso.

El flamante mandatario prometió que las elecciones generales del 11 de abril de 2021, de las que saldrá su sucesor, se realizarán "sin contratiempos" y serán "absolutamente limpias".

Dijo, además, que hará lo posible "para reducir los contagios de la pandemia, pero sin afectar la economía", que se encuentra en recesión tras un confinamiento nacional obligatorio de más de 100 días.

Tercer presidente

Sagasti fue elegido el lunes como nuevo jefe del Congreso, en una votación en que era el único candidato, lo que lo convirtió automáticamente en el nuevo presidente de Perú con el desafío de cerrar la crisis política.

Es el tercero en ocupar la presidencia en ocho días, un reflejo de la debilidad institucional del antiguo virreinato español.

"Es una muy buena elección la de Francisco Sagasti como presidente", dijo a la AFP el analista político Augusto Álvarez Rodrich. "Su elección ayuda a construir un momento de estabilidad política y económica, tiene buenas perspectivas", agregó.

La crisis fue desatada el 9 de noviembre por el propio Congreso, cuando destituyó en un juicio político relámpago al popular mandatario Martín Vizcarra (centroderecha), bajo cargos de presunta corrupción cuando era gobernador en 2014.

La denuncia contra Vizcarra es investigada por la Fiscalía y la justicia le prohibió salir de Perú por 18 meses.

Al día siguiente tomó las riendas del país Merino, quien era jefe del Parlamento y también es de centroderecha, pero miles de indignados ciudadanos, principalmente jóvenes, salieron a las calles a protestar contra lo que tildaron de "golpe de Estado".

Las protestas, que se prolongaron por cinco días, fueron violentamente reprimidas por la policía, con saldo de dos muertos y más de un centenar de heridos.

La bancada del centrista Partido Morado de Sagasti fue la única que votó en bloque contra la destitución de Vizcarra. Esto allanó su camino a la cabeza del nuevo gobierno de transición, que debe dirigir el país hasta el 28 de julio de 2021, día del bicentenario de la independencia de Perú.

Mensaje de EE UU

Estados Unidos está listo para trabajar con Sagasti, "y apoyar a los peruanos en la preparación de la transición democrática" en los comicios de 2021, segúb el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Michael Kozak.

"Seguimos apoyando la gobernanza democrática, los derechos humanos, la transparencia y la prosperidad" de Perú, tuiteó Kozak.

En tanto, el canciller de Chile, Andrés Allamand, destacó que Sagasti tiene un "respaldo político contundente" para gobernar.

La llegada de Sagasti al poder fue recibida por alivio por miles de peruanos que habían protestado contra Merino.

Más Noticias