¿Quién era el poderoso comandante Qasem Soleimani?

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, lo llamó una vez “mártir vivo de la Revolución”. Pero Estados Unidos vio al máximo general de Irán como un asesino despiadado.

Por  Agencias

Qasem Soleimani, quien murió en un ataque aéreo estadounidense ordenado por el presidente Donald Trump en el aeropuerto internacional de Bagdad, el viernes, fue aclamado como un héroe en Irán: valiente, carismático y querido por las tropas.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, lo llamó una vez “mártir vivo de la Revolución”. Pero Estados Unidos vio al máximo general de Irán como un asesino despiadado.

Uno de los hombres más poderosos de Irán, Soleimani era una figura muy controvertida. Fue jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, una unidad de élite que maneja las operaciones en el extranjero de Irán, considerada por Estados Unidos como una organización terrorista extranjera.

Después de comenzar su carrera militar de primera línea en la guerra Irán-Iraq, a principios de la década de 1980, Soleimani se destacó para convertirse en una figura indispensable en Irán, desempeñando un papel instrumental en la difusión de su influencia en el Medio Oriente.

“Ha estado en combate toda su vida. Sus soldados lo aman. Es un tipo callado y carismático, un genio estratégico y un operador táctico”, dijo a CNN el teniente general Mark Hertling, analista de seguridad nacional, inteligencia y terrorismo.

“Estas son todo ese tipo de cosas, mirándolo desde la perspectiva del enemigo, (que) crearán una gran angustia en esta parte del mundo”.

El Pentágono dice que Soleimani y sus tropas fueron “responsables de la muerte de cientos de miembros del servicio estadounidense y de la coalición y de herir a miles más”.

Conocido como el “comandante en la sombra” de Irán, Soleimani, que había dirigido la Fuerza Quds desde 1998, fue el autor intelectual de las operaciones militares iraníes en Iraq y Siria.

Los funcionarios estadounidenses creen que durante la Guerra de Iraq, fueron las unidades de Soleimani las que proporcionaron a los insurgentes iraquíes bombas especialmente hechas para penetrar unidades blindadas, un arma mortal contra las fuerzas estadounidenses, denuncia que Irán negó.

Durante la guerra contra ISIS, también se informó a menudo que Soleimani estaba en los campos de batalla en Iraq, entrando y saliendo del país para ayudar a las fuerzas chiítas iraquíes a combatir a los extremistas.

La Fuerza Quds de Soleimani también causó estragos mucho más allá del Medio Oriente.

Los funcionarios del Tesoro de Estados Unidos dicen que Soleimani estuvo involucrado en un complot notorio en suelo estadounidense, supervisando a los oficiales de la Fuerza Quds que, en 2011, intentaron pero no mataron, al embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos, Adel Al-Jubeir, en el exclusivo Café Milano de Washington.

En un comunicado, el viernes, el Departamento de Defensa de Estados Unidos dijo que Soleimani estaba “desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Iraq y en toda la región”.

Culpó al general iraní de orquestar ataques contra bases de la coalición en Iraq en los últimos meses, incluido un ataque, el 27 de diciembre, que culminó con la muerte de un contratista estadounidense y personal iraquí.

También fue asesinado en el ataque aéreo estadounidense en el aeropuerto internacional de Bagdad, la madrugada del viernes,  Abu Mahdi al-Muhandis, jefe adjunto de las Fuerzas de Movilización Popular Iraquí (PMF) respaldadas por Irán.

Los partidarios y miembros de las PMF intentaron asaltar la embajada de Estados Unidos en Bagdad, en un incidente separado esta semana. Según el Pentágono, Soleimani también aprobó ese ataque.

Formadas en 2014 para luchar contra ISIS, las PMF son formaciones paramilitares chiítas formadas por antiguas milicias con estrechos vínculos con Irán. Fueron reconocidas bajo una ley iraquí de 2016 como una fuerza militar independiente que responde directamente al primer ministro.

Más Noticias