Publicidad

Actualizado hace 272 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Mundo
09:31 AM / 20/08/2019
Pese a tregua de EE UU, Huawei no espera un alivio de las sanciones
AP / AFP
AP

El fundador del gigante tecnológico chino Huawei dijo el martes que no espera que Estados Unidos rebaje las sanciones por el clima político en Washington, pero se mostró confiando en que la empresa supera la situación porque está desarrollando su propia tecnología.

Ren Zhengfei señaló que no quiere un alivio de las sanciones estadounidenses si eso supone que China tiene que hacer concesiones en su guerra arancelaria, aunque signifique que su hija, que está bajo arresto domiciliario en Canadá por cargos en Estados Unidos, enfrente una batalla legal más larga.

En una entrevista en el creciente y frondoso campus de la sede de la firma en Shenzhen, en el sur de China, Ren, de 74 años, señaló que Huawei espera que Estados Unidos mantenga los límites a las ventas de tecnología pese a que el lunes se anunció una segunda moratoria de 90 días. Nadie en Washington se arriesgará a defender su empresa, agregó.

El mayor impacto lo sufrirán las firmas estadounidenses que venden chips y otros componentes a Huawei, que es el mayor fabricante de equipos de red para empresas de telefonía, apuntó Ren.

Por su parte, la empresa afirmó este martes que la tregua de 90 días que acordó la administración Trump a las empresas estadounidenses que venden componentes al grupo chino "no cambia nada" para este último, que estima ser "tratado de manera injusta" por Washington.

El gobierno de Donald Trump acordó el lunes un nuevo respiro a Huawei, del que sospecha de posible espionaje a favor de Pekín. El departamento de Comercio prolongó por 90 días el primer periodo de excepción acordado en mayo a ciertos clientes y proveedores estadounidenses de Huawei, cuando el grupo chino fue colocado en una lista negra.

Este nuevo periodo "tiene como objetivo dar a los consumidores en todo Estados Unidos el tiempo necesario para encontrar proveedores distintos a Huawei, debido a la amenaza permanente (que representa) para la seguridad nacional y la política exterior", explicó el departamento de Comercio.

Llamado a rectificación

En respuesta a esa declaración norteamericana, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Pekín, Geng Shuang, llamó a Estados Unidos a que "rectifique inmediatamente su posición". 

"Sea lo que fuere que haga Estados Unidos, esto no cambia el hecho de que no debería ampliar la noción de seguridad nacional, abusar del control de las exportaciones, discriminar a las empresas extranjeras, e inclusive intentar eliminarlas, sin contar con la menor prueba" sobre el supuesto espionaje, denunció el vocero ante la prensa.

Poco antes, el grupo chino, número dos mundial de los teléfonos inteligentes, estimó en un comunicado que esta prolongación "no cambia nada el hecho de que Huawei ha sido tratado de manera injusta". 

Esta decisión "no tendrá impacto sustancial en los negocios de Huawei ni en un sentido ni en otro".

El departamento de Comercio precisó el lunes que agregó a su lista negra a 46 empresas asociadas con Huawei, con lo que las entidades y personas vetadas ya suman cerca de 100. 

"Queda de manifiesto que esta decisión, tomada en este preciso momento, tiene motivos políticos y no tiene nada que ver con la seguridad nacional", lamentó Huawei.

Esta medida "viola los principios fundamentales de la competencia" y no beneficia a nadie, ni siquiera a las empresas estadounidenses, insistió el grupo.

"Intentar eliminar las actividades de Huawei no ayudará a Estados Unidos a conseguir una supremacía tecnológica. Llamamos al gobierno de Estados Unidos a poner fin a este trato injusto y a retirar a Huawei" de la lista negra.

Repercusiones

Huawei Technologies Ltd., la primera empresa tecnológica global de China, está en el centro de una batalla comercial y tecnológica que amenaza con sumir a la economía mundial en la recesión. Las autoridades estadounidenses acusan a la empresa, que es el segundo mayor vendedor de smartphones, de robar tecnología y de facilitar el espionaje chino, acusaciones que Huawei niega.

La directora financiera del grupo, Meng Wanzhou, que es la hija de Ren, lucha contra su extradición de Canadá a Estados Unidos para enfrentar cargos relacionados con una posible violación de las sanciones comerciales a Irán. Beijing detuvo a dos canadienses en un posible intento de obligar al país a dejarla en libertad.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS