Panamá rechazó que se le incluya en la lista de los paraísos fiscales

“No queremos un favor de la Unión Europea, lo que queremos es que nos den un trato igual", dijo el presidente  Laurentino Cortizo.

Por:  AP

El presidente Laurentino Cortizo calificó como “arbitraria” la reciente inclusión de Panamá en una lista de naciones consideradas “paraísos fiscales” por parte de la Unión Europea y anunció que pedirá al bloque una evaluación justa.

“No queremos un favor de la Unión Europea, lo que queremos es que nos den un trato igual como a otros países que no están en la lista”, aseguró el gobernante durante la sanción de una nueva ley que regulará el teletrabajo, es decir, aquel que se hace remotamente desde casa.

El gobierno descartó que esté considerando aplicar alguna medida de represalia hacia el bloque europeo, pero Cortizo enfatizó que Panamá está “haciendo todo el esfuerzo” para salir del listado ya mencionado y otro adicional: esta nación fue incluida en 2019 en una lista del Grupo de Acción Financiera Internacional de naciones con incumplimientos o falta de contundencia en la aplicación de las leyes contra el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo.

Panamá, considerado por décadas como un paraíso fiscal, ha realizado en los últimos años diversas reformas para proteger su centro financiero, uno de los más grande Latinoamérica, de la evasión fiscal. Además, ha firmado acuerdos con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico para intercambiar información fiscal.

Volver a incluir a Panamá en una lista de paraísos fiscales --territorios que aplican un régimen tributario favorable a extranjeros-- no es bien visto en momentos en que el país centroamericano, que tuvo el mayor crecimiento regional en la última década, atraviesa una desaceleración económica. Por ello, el presidente insiste en atraer mayor inversión extranjera para reactivar la economía.

La Asociación Bancaria de Panamá, que aglutina a unos ochenta bancos entre locales y extranjeros, también consideró que el país no ha sido objeto de una evaluación técnica objetiva por parte de la Unión Europea.

Según dijo el gremio bancario en un comunicado divulgado tras el anuncio de la inclusión del país en la lista de paraísos fiscales, a Panamá tampoco se le ha dado la oportunidad de demostrar los avances en materia de legislación y regulación que buscan colaborar en la lucha contra el abuso del sistema por los contribuyentes.

“Panamá ha demostrado compromiso en su decisión de cooperar en la lucha internacional contra el delito tributario, y constituye un acto hostil que el esfuerzo nacional... sea objeto de semejante desprecio por parte de la Unión Europea”, detalló el documento.

Por su parte, el Ministerio de Economía dijo por la tarde en un comunicado que Panamá seguirá haciendo esfuerzos por salir de las listas discriminatorias y que este mismo año pedirá una nueva evaluación al Foro Global de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) con el propósito de mejorar la calificación de esta nación en el ámbito del intercambio de información fiscal.

Panamá ha visto deteriorada su imagen a nivel internacional por escándalos de corrupción de alto perfil en las esferas gubernamentales en los últimos años, así como por el llamado escándalo de los Papeles de Panamá, que salpicaron a personalidades de todo el mundo al revelar cómo desde un bufete panameño fueron creadas empresas o sociedades anónimas que habrían servido para evadir impuestos en distintas partes del mundo.

Más Noticias