Negacionistas protestan en Roma contra el uso de la mascarilla

Los manifestantes consideran el uso de tapabocas una obligación que atenta contra la libertad individual.

Por:  EFE

Cientos de negacionistas han protestado este sábado 10-O en Roma contra el uso de la mascarilla para protegerse de los contagios del coronavirus, una obligación que consideran que atenta contra la libertad individual.

Este día se han celebrado dos concentraciones, una más concurrida, que ha reunido a cientos de personas en la plaza de San Giovanni, y otra más reducida organizada por activistas de extrema derecha de Forza Nuova en la zona donde se encuentra la Boca de la Verdad.


En ambas ha rechazado el uso de las mascarillas, pero lo han tenido que hacer llevándolas, pues el jefe de la Policía, Franco Gabrielli, ya advirtió a los manifestantes que cualquier acto público se debe desarrollar de "forma estática" y con la condición de que se respeten todas las normas previstas por la legislación para prevenir contagios, es decir, garantizando la distancia interpersonal y el uso de las mascarillas.

Si no, subrayó en una nota, la Policía tendría que disolverlos.

Los manifestantes que se han reunido en la plaza de San Giovanni lo han hecho con mascarillas, algunos cubriéndose solo la boca y no la nariz, y otros muchos llevándola en la barbilla.

Han portado banderas de Italia y pancartas con mensajes como "defendemos la Constitución" o "Por nuestros hijos, por la libertad y por la democracia".

Los medios italianos apuntan a que se han vivido algunos momentos de tensión cuando la Policía ha pedido la identificación a uno de los participantes en la concentración que no llevaba mascarilla, y el resto de los asistentes han comenzado a gritar "Vergüenza" o "Libertad".

Italia acumula cerca de 344.000 contagios por coronavirus desde que comenzó la emergencia en el país el 21 de febrero y unos 36.000 fallecidos.

En los últimos días la curva de transmisiones se ha disparado y solo el viernes 9-O se contabilizaron más de 5.000 contagios frente al jueves.

El Gobierno italiano ha alargado recientemente el estado de emergencia al 31 de enero para poder afrontar la pandemia con la aprobación de decretos urgentes y ha impuesto la obligación de llevar la mascarilla en todo momento, también al aire libre.
 

Más Noticias