Murió la jueza del Corte Suprema de EE UU Ruth Bader

Considerada una magistrada "progresista", perdió la batalla contra el cáncer.

Por:  EFE

La jueza progresista del Tribunal Supremo de EE UU, Ruth Bader Ginsburg murió a los 87 años de edad por "complicaciones" en el cáncer de páncreas que sufría, informó este viernes la corte en un comunicado.

El tribunal indicó que la magistrada "falleció esta noche rodeada de su familia en su casa de Washington, D.C." 

Ginsburg, que se convirtió en un ícono cultural por sus posturas progresistas -especialmente en materia de género- ocupó una de las nueve bancas de la Corte Suprema estadounidense por más de 27 años. Fue la segunda mujer en llegar a ocupar un puesto de esa jerarquía.

“Nuestra nación ha perdido una jurista de magnitud histórica. En la Corte Suprema perdimos una valiosa colega. Hoy estamos de luto, pero con la confianza de que generaciones futuras recordarán a Ruth Bader Ginsburg como la conocíamos - una incansable y resuelta defensora de la Justicia”, expresó el presidente del tribunal, el juez John Roberts.

De lograr Trump reemplazar a Ginsburg, consolidaría la tendencia conservadora de la Corte Suprema, que hasta antes de su deceso contaba con cinco jueces calificados como tales y cuatro considerados progresistas.

Trump, de hecho, actualizó la lista de sus potenciales candidatos el pasado 9 de septiembre. Todos son firmemente conservadores, y entre ellos se destacan dos caras conocidas en el escenario político estadounidense, algo poco común cuando se trata de potenciales jueces de la corte: son los senadores Ted Cruz, de Texas, y Tom Cotton, de Arkansas.

Más Noticias