Los latinos se llevan la peor parte de la pandemia de coronavirus en Nueva York

Un informe preliminar indica que un 34% de los 3.602 fallecidos por la covid-19 en Nueva York son latinos.

Por:  AFP

Sin documentos ni seguro médico, hacinados en viviendas multifamiliares, forzados a trabajar durante la cuarentena para llegar a fin de mes, los inmigrantes hispanos son las mayores víctimas mortales del coronavirus en Nueva York, la ciudad más afectada por la pandemia en Estados Unidos.

Un informe preliminar indica que un 34% de los 3.602 fallecidos por la covid-19 en Nueva York son latinos, cuando constituyen el 29% de la población de la mayor ciudad estadounidense, informó el alcalde Bill de Blasio.

"Es una disparidad flagrante", admitió el alcalde en conferencia de prensa.

Como sucede en otras ciudades del país como Chicago, el coronavirus también afecta a los afroestadounidenses de manera desproporcionada en Nueva York, con un 28% de las muertes, cuando constituyen el 22% de la población.

"¿Usted ha visto a algún blanquito haciendo 'deliveries' (repartos)?", preguntó con ironía Alejandro Estrada, un mexicano indocumentado de 45 años que trabaja habitualmente como mesero del restaurante Madison en Manhattan, pero que reparte comida a domicilio desde que el establecimiento cerró al público por el virus. 

Más de la mitad de los trabajadores esenciales de Nueva York que trabajan en supermercados, restaurantes, lavanderías o en el sistema de transporte y salud son latinos, según un informe del Fiscal Policy Institute divulgado este miércoles 8-A.

"La gente dice muchas veces que el virus no discrimina, pero lo hace. Cualquiera puede ser infectado por la covid-19, pero las comunidades más golpeadas han sido excluidas por nuestro sistema político y económico durante décadas", dijo a la AFP Javier Valdés, codirector ejecutivo de la organización de defensa de los inmigrantes Make the Road New York.

- "El precio más alto" -

En Corona y Elmhurst, dos barrios de Queens, "a demasiados residentes les falta acceso adecuado a la salud, y viven hacinados", dijo Valdés.

"¿Por qué los más pobres siempre pagan el precio más alto?", preguntó el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y llamó a investigar las causas. También anunció más tests para detectar la covid-19 en los barrios donde se concentran estas minorías.

De Blasio dijo que puede deberse a un problema de lenguaje, y anunció una nueva campaña de información sobre el coronavirus en 14 idiomas. Pero también sostuvo que los hispanos son los más afectados debido a su estatus migratorio y a las políticas antiinmigrantes del gobierno de Donald Trump.

"Lo que ha sucedido en el último par de años ha llevado a muchos inmigrantes, sobre todo los indocumentados pero también a quienes tienen papeles, a alejarse de los lugares donde normalmente buscarían apoyo o atención médica", sostuvo el alcalde.

Un tercio de los tres millones de hispanos en Nueva York son inmigrantes indocumentados sin seguro médico, según estimaciones del gobierno municipal.

"Los inmigrantes tienen miedo de ir al hospital porque todavía hay redadas" de la policía migratoria y temen ser deportados, dijo a la AFP Yesenia Mata, directora ejecutiva de la organización de defensa de jornaleros hispanos La Colmena, en Staten Island.

"Ahorita muchos de nuestros miembros y líderes de la comunidad están enfermos de coronavirus (...) Las autoridades dicen 'quédense en casa', pero si eres latino no puedes, sales cada día a trabajar porque no tienes recursos económicos ni fondos de emergencia federales", añadió.

- "Es 100% injusto" -

El gobierno de Trump asegura que no castigará a inmigrantes que busquen atención médica por la covid-19, pero no todos lo creen.

El gigante paquete de dos billones de dólares de ayuda federal para los estadounidenses afectados por la pandemia no incluye a los casi 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país, aunque paguen impuestos, tengan un número de identificación tributaria y sean trabajadores considerados esenciales.

"Eso es fatal porque yo hace 20 años que pago mis impuestos. Es 100% injusto", sostuvo Estrada.

Asegura que no puede hacer cuarentena porque precisa enviar dinero a sus dos hijos y dos nietos que viven en México y están en cuarentena.

"Estoy obligado a trabajar. ¿Quién va a pagar si no la renta, las cuentas?", preguntó.

Estrada, que comparte un pequeño apartamento con otras tres personas en East Elmhurst, Queens, el distrito neoyorquino más afectado por la covid-19, asegura que si se enferma no irá al hospital.

Por ahora se cuida a diario con remedios caseros que asegura son preventivos: "vapores de canela y clavo, y gárgaras de sal, limón y agua caliente".

Más Noticias