La solidaridad local, remedio contra el aislamiento en Italia

Los más vulnerables confían en la solidaridad para recibir lo esencial durante la epidemia del coronavirus.

Por:  AFP

Pan, cordero de Pascua, verduras o medicinas. En áreas aisladas de Italia como en Palagano, en los Apeninos, los más vulnerables confían en la solidaridad local para recibir lo esencial durante la epidemia del coronavirus, pero también mantener los lazos sociales.

A una hora en coche desde Módena, Palagano es un pueblo de montaña de poco más de 2.000 habitantes. Pero el territorio es vasto y muchas viviendas son de difícil acceso.

Por ello, se organizó localmente una red de solidaridad para que nadie quede excluido, especialmente aquellos para quienes viajar se ha vuelto difícil, como Onelio, de 85 años, que se recupera de una costilla rota.

Laura y Sara, dos voluntarias de la asociación AVAP, fueron a visitarlo y ayudarlo con algunas tareas domésticas. Pero también están allí para hablar y verificar su estado de salud.

Onelio, un hombre de 85 años que se recupera en casa de una costilla rota

Los recorridos de la asociación AVAP se organizan conjuntamente con el alcalde Fabio Braglia, quien también se encarga de preparar los paquetes que contienen las máscaras que los 'carabinieri' entregarán a cada habitante.

Los comerciantes de la localidad también participan. Sara, la panadera, lleva pan y pasteles de Pascua a las hermanas que dirigen la Casa de Caridad en Vitriola, a unos 15 km de Palagano, al otro lado del río Dragone.

Lubiana Beneventi lleva una caja de verduras frescas compradas en el supermercado local a la madre superiora de una congregación de monjas franciscanas

Otras monjas, instaladas en un convento franciscano en el corazón de Palagano, reciben verduras del pequeño supermercado de la ciudad.

Michele Ferrari, el gerente de la tienda, se asegura de que quienes no salen a menudo reciban bienes de primera necesidad, algunos productos frescos, un poco de carne, y el periódico.

Michele Ferrari, el gerente de una tienda local, carga con una caja de alimentos para ayudar

Para el fin de semana de Pascua, Olimpio, el carnicero del pueblo, ha preparado bandejas de cordero. Para las entregas, incluidas las de medicamentos preparados en la farmacia, participan los jóvenes de la ciudad.

Los voluntarios de AVAP están bien equipados para protegerse del coronavirus, con trajes de protección, anteojos y máscaras. Los demás tienen que respetar las consignas: las bolsas se colocan en la entrada y los saludos son todos a distancia.

Más Noticias