La fiesta de la Virgen paraguaya de Caacupé será en modo covid-19

De las peregrinaciones estarán excluidos los menores de 12 años, mayores de 60, embarazadas y personas de cualquier edad con diversas patologías, como las respiratorias. Misa solemne será virtual.

Por:  EFE

El culto a la Virgen de Caacupé, que el 8 de diciembre se convierte en la mayor fiesta católica de Paraguay, discurrirá este año bajo el modo covid-19, con limitaciones en el aforo de las misas y en el número de participantes de las tradicionales peregrinaciones a la basílica, a unos 55 kilómetros de Asunción.

De hecho, las caminatas, que antes y durante el día de la festividad agrupan a miles de personas de todo el país, solo serán permitidas del 28 de noviembre al 4 de diciembre, durante el periodo de los novenarios, según anunciaron este miércoles las autoridades religiosas.

De las peregrinaciones estarán excluidos los menores de 12 años, mayores de 60, embarazadas y personas de cualquier edad con diversas patologías, como las respiratorias.

Asimismo, las misas del día 8 quedarán restringidas a dos, con una asistencia previamente agendada, y a las que se deberán acudir con el correspondiente tapabocas.


La agenda de inscripciones se extiende también al desplazamiento del Pozo de la Virgen, cerca de la basílica, donde miles de visitantes se surten de agua por sus supuestas propiedades curativas.

Tanto en los trayectos a la ciudad como en los alrededores se desplegará personal de la Policía Nacional y de la Fiscalía para velar por el cumplimiento del protocolo.

Este incluye, en cuanto a los peregrinos, portar un kit con alcohol y guardar una distancia de dos metros.

La Diócesis de Caacupé se encargará de retransmitir por internet la misa matutina del 8 de diciembre, a la que acostumbran a asistir los presidentes paraguayos y miembros del Gobierno.

En ese sentido, el obispo de la citada Diócesis, Ricardo Valenzuela, dijo que se trata de unas medidas "motivo de gran tristeza" en cuanto que el "santuario existe para acoger a los peregrinos".

"Esta decisión es también un acto de responsabilidad para con los peregrinos por el bien de su salud y su bienestar", agregó el obispo en la rueda de prensa en Caacupé.

El santuario fue ascendido al rango de Basílica menor por un decreto del Vaticano en julio de 2015, coincidiendo con la visita del papa Francisco.

Paraguay atraviesa un periodo de desescalada que incluye el reinicio de los vuelos internacionales de pasajeros, desde la semana pasada, o la reapertura de sus fronteras terrestres con Brasil.

Hasta la víspera, y según el Ministerio de Salud de Paraguay, las muertes por coronavirus en el país suramericano ascienden a 1.347 y a 60.557 el número de casos.
 

Más Noticias