Italia registra 2.578 casos y se evalúan nuevas medidas ante aumento de contagios

El mayor número de casos los sigue registrando la región sureña de Campania, con 412, seguida por Lombardia, con 314 y Veneto con 261.

Italia registró 2.578 contagios en las últimas 24 horas, aunque con muchas menos pruebas que el día anterior, pero el aumento de los contagios en los últimos días está empujando al Gobierno a evaluar la posibilidad de introducir nuevas medidas anticontagio como la obligación de llevar siempre la mascarilla y limitar el número de personas en los encuentros sociales y los lugares cerrados.

El número de los contagios fue inferior a los 2.844 de este sábado, pero se efectuaron 92.714 pruebas, 26.000 menos que el día anterior.

Italia contabilizó 18 fallecidos en las últimas 24 horas y son 35.986 los muertos por coronavirus y en total en el país se han contagiado 325.329 personas desde que se detectó el primer caso local el pasado 21 de febrero.

Siguen aumentando los ingresados con 88 personas más y son ya 3.590 en toda Italia, al igual que los hospitalizados en las unidades de cuidados intensivas que son 303, seis más que el sábado.

El mayor número de casos los sigue registrando la región sureña de Campania, con 412, seguida por Lombardia, con 314 y Veneto con 261.

Los medios de comunicación italianos adelantan este domingo 4-O que en el próximo decreto previsto para el 7 de octubre, cuando vencerá el actual con las medidas anticontagio, el Gobierno tiene previsto aplicar nuevas reglas para evitar los contagios.

Entre estas sería la obligación de las mascarillas también en el exterior en toda Italia y en cualquier momento del día, medidas ya aplicadas en regiones como Lacio, Calabria, Campania. Basilicata y Sicilia.

Al parecer, aunque nadie habla de confinamientos, sí que se podría introducir un "toque de queda" con el cierre obligatorio de los locales a las 23.00 para frenar la vida nocturna.

También se está estudiando una limitación en el número de personas que pueden ingresar a lugares públicos de entretenimiento, bares y restaurantes, siguiendo el ejemplo de Campania, que con una ordenanza reciente ha prohibido grupos de más de 6 amigos o familiares o de 20 invitados para bodas.

Pero también se reducirá el número de butacas en cines y teatros y en salas de recepción para eventos e incluso fiestas privadas: se mantiene el límite máximo de 200 espectadores para las instalaciones interiores y no más de 1.000 para las exteriores, como es el caso ya ahora para el público en estadios.

En el transporte público local se recordará que la capacidad de los autobuses y trenes no puede superar el 80% del número de asientos.

Dichos medios han adelantado que el ministerio del Interior ha puesto a disposición de los delegados de Gobierno al Ejercito en el caso de que sean necesarios para hacer respetar las medidas anticontagio.

"Italia, que lucha por salir de la pandemia, deberá ser una comunidad regenerada: el enemigo aún no ha sido derrotado, somos conscientes de que no podemos dispersar los sacrificios realizados", afirmó Giuseppe Conte en una visita a Asís, con motivo de las celebraciones de la fiesta de San Francisco, patrón de Italia. 

Más Noticias