Publicidad

Actualizado hace 132 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Mundo
10:00 AM / 11/10/2019
Indígenas prometen “radicalizar” las protestas en Ecuador, ya van cinco muertos
AFP / Agencias
AFP

La Defensoría del Pueblo de Ecuador informó de que, desde el inicio de las protestas en Ecuador hace una semana, cinco personas han muerto, 554 han resultado heridas y 929 han sido detenidas en el contexto de las mismas.

En un comunicado, la institución detalla que la primera víctima mortal fue Raúl Chilpe, que según la investigación llevada a cabo por la ONG Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), falleció el domingo al ser atropellado cuando participaba en una protesta en la vía Molleturo-Cuenca, de la provincia de Azuay.

Las otras víctimas son Marco Humberto Oto, un joven de 26 años; José Daniel Chaluiza, José Rodrigo Chaluiza y Inocencio Tucumbi, dirigente indígena procedente de la provincia del Cotopaxi.

La mayor organización indígena de Ecuador dio un portazo al diálogo con el gobierno y prometió escalar las protestas por ajustes económicos.

Nada de diálogo

“Nada de diálogo con un gobierno asesino”, proclamó Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

El dirigente, que llamó a “radicalizar las acciones” mediante bloqueos de vías y “tomas” de sedes públicas, habló frente a sus compañeros que se concentran en el ágora, un coliseo de Quito, adonde fueron llevados los restos de Inocencio Tucumbi, un líder muerto en las manifestaciones, según el gobierno a causa de una caída.

“¡Vamos a radicalizar con más fuerza, compañeros, y si tiene que denunciar y si tiene que matarme que me maten!”, exclamó Vargas.

De esa forma lanzó agua fría a la expectativa alimentada por el presidente Lenín Moreno frente a un posible arreglo con mediación de la Iglesia católica y Naciones Unidas.

Ecuador quedó así en el umbral de una nueva escalada en la crisis que, además de sumar víctimas, hundió en el caos a Quito e interrumpió el transporte de crudo por el principal ducto del país, con pérdidas millonarias.

A la fecha, el gobierno reporta 133 policías heridos.

Diez policías que habían sido capturados por los indígenas temprano recobraron su libertad en la noche después de ser obligados a conducir el féretro con Tucumbi, según observó la AFP.

De su lado, una autoridad dijo que detuvo a 17 extranjeros, la mayoría venezolanos, en el aeropuerto internacional de Quito con información sobre los desplazamientos de Moreno.

Esto confirma “todos los intereses que están detrás del caos en el país”, dijo la ministra de Interior, María Paula Romo, en alusión a las denuncias del presidente sobre un supuesto complot para derrocarlo y que involucraría a su antecesor Rafael Correa y al mandatario venezolano Nicolás Maduro, quienes niegan los señalamientos.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS