Gobierno de EE UU envía 500 soldados para aplacar disturbios en Minneapolis

El presidente Trump dijo en Twitter que la Guardia Nacional “hará bien el trabajo” si el alcalde Jacob Frey no logra controlar la ciudad.

Por:  AFP / Reuters

Unos 500 soldados de la Guardia Nacional de EE UU fueron desplegados para restablecer la calma en la ciudad estadounidense de Minneapolis, tras la tercera noche consecutiva de disturbios por la muerte de un hombre negro durante su arresto por la policía, informó este viernes 29 de mayo un comunicado militar.

Los miembros de la Guardia Nacional del estado de Minnesota “ofrecerán apoyo a las autoridades civiles (...) con el fin de garantizar la seguridad de las personas y los bienes”, precisó el texto.

Las manifestaciones pacíficas dieron paso a una tercera noche de incendios, saqueos y vandalismo en Minneapolis el jueves, con los manifestantes expresando su rabia por la muerte de un hombre negro que en imágenes de vídeo mostraba dificultades para respirar mientras un policía blanco estaba arrodillado sobre su cuello.

Estos últimos desórdenes en la ciudad más grande de Minnesota se produjeron en gran medida sin control, a pesar de que el gobernador Tim Walz ordenó que se activara la Guardia Nacional para ayudar a restablecer el orden tras dos primeros días de disturbios provocados por el fatal arresto de George Floyd, de 46 años, el lunes por la noche.

A diferencia del miércoles por la noche, cuando los manifestantes que lanzaban piedras se enfrentaron repetidamente con la policía antidisturbios, las fuerzas del orden mantuvieron un perfil bajo alrededor del epicentro de los disturbios, en las afueras de la comisaría del tercer distrito de la ciudad.

Los manifestantes que se agrupaban fuera del edificio se replegaron brevemente bajo las ráfagas de gas lacrimógeno de la policía y las balas de goma que les dispararon desde el techo, aunque luego se reunieron y finalmente atacaron el edificio, prendiendo fuego a la estructura mientras la policía parecía retirarse. Más tarde se vieron manifestantes en el tejado.

Un carro y al menos otros dos edificios de los alrededores también fueron incendiados y los saqueadores volvieron por segunda noche a una tienda de descuento cercana de la cadena Target, que se había tapiado y vaciado desde la noche anterior, para llevarse lo que quedaba dentro.

Los bomberos dijeron que 16 edificios fueron incendiados el miércoles por la noche.

No hubo señales inmediatas de tropas de la Guardia Nacional en la comisaría de policía ni tampoco en una manifestación diurna pacífica y una marcha alrededor del Centro de Gobierno del Condado de Hennepin en el centro de Minneapolis.

El presidente Donald Trump dijo en Twitter que la Guardia Nacional “hará bien el trabajo” si el alcalde Jacob Frey no logra controlar la ciudad.

“Ante cualquier dificultad asumiremos el control pero, cuando empiece el saqueo, empezarán los tiros”, escribió en tuits publicados a medianoche.

El caso de Floyd recordó la muerte en 2014 de Eric Garner, un hombre negro desarmado de la ciudad de Nueva York que murió después de que le practicaran un estrangulamiento policial prohibido porque a él también se le oyó murmurar “no puedo respirar”.

Más Noticias