Falleció Georg Ratzinger, hermano de Benedicto XVI

Tenía 96 años. Hace dos semanas se vieron por última vez. En 2016, monseñor Georg Ratzinger respondió a las acusaciones sobre abusos físicos y sexuales cometidos entre la década de 1950 y 1990 en el coro de la Catedral de Ratisbona, que él dirigió musicalmente durante 30 años.

Por:  Aciprensa

Este 1 de julio falleció en Ratisbona (Alemania) el hermano mayor del papa Benedicto XVI, monseñor Georg Ratzinger, a los 96 años.

Georg Ratzinger nació el 15 de enero de 1924 en Pleiskirchen; cerca de Altötting, en Alemania. Sus padres fueron Joseph Ratzinger, un oficial de policía, y María Ratzinger. Además del papa emérito Benedicto XVI, tenía una hermana, María, que falleció en 1991.

Hizo los estudios eclesiásticos en el seminario de la Arquidiócesis de Münich y Freising, y fue ordenado sacerdote junto con su hermano, Benedicto XVI, el 29 de junio de 1951, en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo.

En 1964, graduado como músico eclesial y compositor,   Georg Ratzinger asumió el cargo de director del coro de la Catedral de Ratisbona, conocido como Los Gorriones. En 1976 fue nombrado Prelado de honor del Papa, razón por la cual tenía el título de monseñor.

El 15 de enero de 2014, al cumplir 90 años, su círculo de amigos organizó un concierto en su honor en Radio Vaticana que contó con la presencia de su hermano Benedicto XVI y al que asistió un reducido grupo de personas, entre los cuales se hallaba el secretario del papa emérito y prefecto de la Casa Pontificia, Mons. Georg Gänswein, el cardenal Gerhard Ludwig Müller, entonces prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe, entre otros.

En 2016, monseñor Georg Ratzinger respondió a las acusaciones sobre abusos físicos y sexuales cometidos entre la década de 1950 y 1990 en el coro de la Catedral de Ratisbona, que él dirigió musicalmente durante 30 años.

 Ratzinger, director musical del coro desde 1964 hasta 1994, dijo a la revista alemana Passauer Neuer Presse que “no he conocido nada sobre abusos sexuales durante mi tiempo” como director del coro.

Las nuevas acusaciones, seis años después de las primeras denuncias, aparecieron en el marco de una investigación encabezada por el abogado del coro de la Diócesis de Ratisbona, Ulrich Weber.

El número de maltratos y abusos sexuales sería mayor al estimado previamente en el coro de la Catedral de Ratisbona, pues al menos 231 niños habrían sido golpeados o abusados sexualmente por sacerdotes y profesores de la diócesis alemana.

Weber señaló que “los casos reportados de abuso sexual en Ratisbona estuvieron concentrados principalmente en el periodo de mediados a fines de la década de 1970”, y dijo que “50 víctimas hablaron de 10 perpetradores”.

Consultado sobre si creía que monseñor Georg Ratzinger pudo haber sabido sobre los casos de maltrato físico y abusos sexuales, Weber señaló que “después de mi investigación, asumo que sí”.

Sin embargo,  Ratzinger aseguró en esa ocasión que él no tuvo conocimiento de ningún caso de abuso sexual, pero reiteró su pedido de perdón a las víctimas.

Sobre la violencia física, monseñor Ratzinger reconoció que los “golpes, es decir, bofetadas, eran comunes no solo en el coro de la Catedral, sino en todos los ámbitos de la educación, así como en las familias”.

“En el coro de la Catedral estos (golpes) no tenían otro significado que en las áreas antes mencionadas”, indicó.

Sobre la relación que mantiene con su hermano, hace unos años dijo que siempre fue estrecha. Juntos se criaron, juntos crecieron y estudiaron en el seminario y juntos fueron ordenados sacerdotes.

En 2014 contó que “tengo un segundo teléfono en el dormitorio con un número que solo él conoce. Si suena ese teléfono, entonces sé que mi hermano, el Papa, me llama".

Estos y otros datos fueron revelados por monseñor Ratzinger en el libro Mi hermano, el Papa  (Mein Bruder, der Papst), que refleja la entrevista concedida al periodista y escritor alemán Michael Hesemann.

La última vez que  Georg vio a su hermano Benedicto XVI fue cuando el papa emérito viajó de Roma a Alemania para visitarlo, esto debido al delicado estado de salud del mayor de los Ratzinger. El encuentro se dio del 18 al domingo 21 de junio de 2020, día en que celebraron misa juntos. Al día siguiente Benedicto XVI regresó a la capital italiana. 

Más Noticias