El multimillonario Tom Steyer abandona la carrera demócrata a la Casa Blanca

“Estamos decepcionados con el lugar donde quedamos”, dijo Steyer en un discurso a sus seguidores.

Por  AFP

El multimillonario y activista estadounidense Tom Steyer abandonó la noche del sábado pasado la carrera por la nominación demócrata a la Casa Blanca, luego de resultados peores de lo que esperaba en las internas partidarias.

El exadministrador de fondos de inversión de 62 años, que gastó más de 20 millones de dólares en publicidad en Carolina del Sur, iba tercero en las primarias en ese estado según los resultados preliminares, detrás del exvicepresidente Joe Biden y del senador de Vermont Bernie Sanders.

“Estamos decepcionados con el lugar donde quedamos”, dijo Steyer en un discurso a sus seguidores. “Dije que si no veía un camino para ganar, suspendería mi campaña. Y no veo un camino donde pueda ganar la Presidencia”.

Steyer había irrumpido con fuerza en Carolina del Sur gracias a su fuerte inversión en comunicación y a su discurso dirigido a la población negra, que compone un 60% del electorado demócrata en ese estado.

El exfinancista de California, dueño de una fortuna de 1.600 millones de dólares según Forbes, alcanzó una gran popularidad en Carolina del Sur con sus promesas de reparar el daño a los descendientes de esclavos, entre otras medidas financiando a universidades de las comunidades negras históricamente marginadas.

Comprometido con la lucha contra el cambio climático y gran crítico del presidente republicano Donald Trump, Steyer gastó casi 200 millones en avisos publicitarios desde que se sumó a la carrera demócrata en julio, según Advertising Analytics.

Pero quedó bien detrás de los principales contendientes en las primeras cuatro definiciones estatales, y seguía siendo virtualmente desconocido a nivel nacional, donde iba séptimo en los sondeos de intención de voto.

Este desempeño complicaba su futuro con miras al supermartes de la próxima semana, donde votarán 14 estados y se elegirá más de un tercio de los delegados a la convención partidaria de julio que decidirá la nominación presidencial.

Con el retiro de Steyer, solo queda un multimillonario en liza entre los aspirantes demócratas: Michael Bloomberg, el último en lanzarse al ruedo pero que ya aparece tercero en las encuestas en todo el país.

El exalcalde de Nueva York, de 78 años, novena persona más rica del mundo en 2019 según Forbes, recién se medirá en las urnas el supermartes.

Bloomberg batió todos los récords al gastar más de 500 millones de dólares de su fortuna personal en anuncios de televisión y radio, pero también en publicidad digital desde el lanzamiento de su campaña el 25 de noviembre, según Adverstising Analytics.

Más Noticias