Publicidad

Actualizado hace 20 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Mundo
09:18 PM / 15/04/2019
El fuego consume las entrañas de Notre Dame de París, pero la estructura se salva
Reuters
Reuters

Un enorme incendio consumió la catedral de Notre Dame el lunes, echando abajo el techo del monumento parisino e impactando a Francia y al mundo, pero bomberos dijeron que habían salvado la estructura de piedra del colapso.

El fuego comenzó en la tarde en la parte superior de la techumbre, rápidamente se extendió y envolvió la aguja que coronaba la centenaria catedral, y que finalmente colapsó seguida por el derrumbe del techo.

Durante la noche, los bomberos lucharon para evitar que uno de los campanarios principales se derrumbara. Uno de ellos resultó gravemente herido y es, hasta ahora, la única víctima de la que se ha informado.

“Creemos que las dos torres de Notre Dame se han salvado”, dijo el jefe de bomberos de París, Jean-Claude Gallet, a periodistas en el lugar. “Consideramos que la estructura principal de Notre Dame se ha salvado y conservado”.

Todavía existía el riesgo de que algunas de las estructuras interiores colapsaran, por lo que los bomberos buscaban enfriarlas durante la noche.

“Se ha evitado lo peor, incluso si la batalla aún no se ha ganado por completo”, dijo el presidente francés Emmanuel Macron a periodistas poco antes de la medianoche.

Parisinos angustiados y turistas sorprendidos miraron con incredulidad cuando el infierno se desató en la catedral gótica, que se encuentra en la Ile de la Cite, una isla en el río Sena que constituye el centro de París.

Macron dijo que Francia lanzará una campaña para reconstruir la catedral, incluso con recaudación de fondos y apelando a “talentos” de otros países para que contribuyan.

“La reconstruiremos juntos. Sin duda, será parte del destino francés y nuestro proyecto para los próximos años”, dijo Macron, visiblemente conmovido.

Los bomberos lucharon contra el humo y goteras de plomo fundido para rescatar obras de arte y reliquias de valor incalculable.

Se salvó una corona de espinas de siglos de antigüedad hecha de cañas y oro y la túnica de San Luis, un rey de Francia del siglo XIII, dijo el primer clérigo administrativo de Notre Dame, monseñor Patrick Chauvet. Pero los bomberos tuvieron trabajo para mover algunas de las grandes pinturas a tiempo, agregó.

Una enorme columna de humo flotó sobre la ciudad durante el incendio y la ceniza cayó sobre una gran área de París. Parisinos que miraron desde la orilla del río Sena gimieron cuando la aguja cedió y se hundió en las llamas.

La oficina del fiscal de París dijo que había iniciado una investigación sobre el incendio. Varias fuentes policiales dijeron que estaban trabajando con el supuesto de que fue un accidente.

El servicio de seguridad civil francés, posiblemente respondiendo a una sugerencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que los bomberos “actúen rápidamente” y empleen aviones cisterna, dijo que no era una opción ya que podría destruir todo el edificio.

“Un helicóptero o avión, el peso del agua y la intensidad de dejarlo caer a baja altura podrían debilitar la estructura de Notre Dame y causar daños a los edificios circundantes”, escribió en un tuit el servicio.

El Vaticano dijo que el incendio de un “símbolo del cristianismo en Francia y en el mundo” causó conmoción y tristeza y dijo que estaba orando por los bomberos.

UN SÍMBOLO DE PARÍS

La catedral, famosa por ser el escenario de la novela “Nuestra Señora de París” de Victor Hugo, se remonta al siglo XII y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Notre Dame estaba siendo renovada por lo que algunas partes estaban cubiertas por andamios. Las estatuas de bronce habían sido removidas la semana pasada debido a los trabajos.

“Tengo muchos amigos que viven en el extranjero y cada vez que vienen, les digo que vayan a Notre Dame”, dijo con lágrimas en los ojos Samantha Silva, que presenciaba el incendio. “La he visitado tantas veces, pero nunca volverá a ser lo mismo. Es un verdadero símbolo de París”.

La catedral, cuya construcción demoró más de un siglo desde que comenzó en 1163, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica francesa.

El arzobispo de París pidió a todos los sacerdotes que hicieran sonar las campanas de sus iglesias como gesto de solidaridad con Notre Dame, justo cuando los católicos celebran la Semana Santa.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS