EE UU aumenta restricciones de inmigración para seis países

La  limitaciones se impusieron a Nigeria, Eritrea, Birmania, Kirguistán, Tanzania y Sudán, una decisión criticada por organizaciones de derechos humanos y por los demócratas.

Por:  AFP

El gobierno de Donald Trump añadió seis países a la lista de naciones con restricciones para inmigrar a Estados Unidos, imponiendo limitaciones para Nigeria, Eritrea, Birmania, Kirguistán, Tanzania y Sudán, una decisión criticada por organizaciones de derechos humanos y por los demócratas.

“Esta proclamación sólo restringe la obtención de ciertas categorías de visas de inmigración”, dijo a los periodistas un funcionario del gobierno que pidió permanecer en el anonimato.

La restricción entrará en vigor el 22 de febrero y responde a la “negativa” o “incapacidad” de estos países a adherir a los criterios para el manejo de los procesos de identificación, el intercambio de información y baremos de seguridad establecidos por Estados Unidos en 2017, según el funcionario.

En enero de 2017, justo después de asumir, Trump impuso una polémica restricción de viaje contra un grupo de países en su mayoría musulmanes, lo que generó una ola de indignación.

El representante demócrata Jerrold Nadler, presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes -que es una de las figuras del juicio político contra Trump- criticó la medida.

“La flagrante falta de respeto de este gobierno por los precedentes históricos, la separación de poderes y la autoridad legislativa del Congreso son peligrosos para nuestra democracia y para el imperio de la ley”, dijo Nadler.

“Racista”

El precandidato presidencial Bernie Sanders criticó la política anunciada por el gobierno como “racista”.

“Es escandaloso como Donald Trump sigue impulsando su política de viajes racista que deshumaniza a los inmigrantes y a sus familias para favorecer sus intereses políticos”, agregó el senador, prometiendo que si es electo va a derogar esta medida.

La organización de defensa de los derechos humanos ACLU criticó la decisión y señaló que provoca daños a familias, universidades y empresas.

“Esta prohibición debería terminar y no extenderse. El presidente Trump aumenta su característica política antimusulmana y usa esta restricción como forma de acentuar más sus prejuicios”, dijo la entidad en un comunicado.

Según las autoridades estadounidenses, la mayor parte de estos países quieren ser cooperadores, pero “por una variedad de motivos simplemente fallan a la hora de cumplir con los requerimientos mínimos”.

La Corte Suprema de Estados Unidos aprobó a mediados de 2018 una versión enmendada del decreto antiinmigración que prohibía la entrada al territorio estadounidense de forma permanente a los ciudadanos de seis países de mayoría musulmana: Yemen, Siria, Libia, Irán, Somalia y Corea del Norte.

La lista incluía además a Venezuela, pero imponiendo limitaciones solamente a funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro.

Esta normativa es menos restrictiva ya que exime el turismo y los negocios, afectando las visas de inmigración.

Específicamente quedan suspendidas las visas de inmigración para birmanos, eritreos, kirguisos y nigerianos y los sudaneses y tanzanos quedan excluidos del sistema de lotería de visas.

El representante demócrata Bennie G. Thompson, presidente del Comité de Seguridad Interior de la Cámara baja, dijo que este es un paso “descarado” para comenzar a “desmantelar el programa de visas para la diversidad”.

Más Noticias