Docente es sentenciado a 25 años de cárcel por violar a niña en Bolivia

El hombre, sentenciado por el delito de "violación de infante, niña, niño o adolescente", deberá cumplir la pena en el Centro de Readaptación Productiva El Palmar de Yacuiba, localidad fronteriza con Argentina.

Por:  EFE

Un juzgado boliviano sentenció a 25 años de cárcel a un profesor acusado de violación sexual a su alumna de 12 años en un municipio del sur del país.

El Tribunal de Sentencia Primero de la ciudad de Yacuiba, en la región sureña de Tarija, dictó la sentencia contra Marcelino Augusto C.E., de 53 años, informó este viernes 9-O la Fiscalía boliviana en un comunicado.

El hombre, sentenciado por el delito de "violación de infante, niña, niño o adolescente", deberá cumplir la pena en el Centro de Readaptación Productiva El Palmar de Yacuiba, localidad fronteriza con Argentina.

El Ministerio Público presentó ante el tribunal pruebas como "la entrevista preliminar a la víctima donde relata cómo sucedieron los hechos e identifica a su agresor, certificado médico forense, informe psicológico, declaraciones testificales, entre otros", explicó la fiscal departamental de Tarija, Carla Oller, citada en la nota.

Según los antecedentes mencionados por la Fiscalía, el suceso ocurrió el 12 de septiembre de 2018 en el municipio tarijeño de Caraparí, cuando la menor realizaba sus labores escolares en un cibercafé y fue abordada por el profesor que le ofreció llevarla a su casa para ayudarla con sus tareas.

La niña aceptó y al día siguiente el hombre abusó de ella, le dio dinero y le dijo que no cuente a nadie lo ocurrido, señaló el Ministerio Público.

La menor contó lo ocurrido a su madre, quien presentó la denuncia, agrega el comunicado.

Hace dos semanas, otro profesor de 58 años fue condenado a 30 años de cárcel, la pena máxima en Bolivia, por haber abusado sexualmente durante años de una alumna menor de edad, un suceso ocurrido en la localidad de Uncía, en la región andina de Potosí.

Aquel caso data de 2014, cuando la niña tenía 8 años, y las agresiones se prolongaron hasta que en 2019, los padres de la menor notaron su cambio de conducta y al consultarle el motivo les contó los vejámenes que sufrió, según informó en su momento la Fiscalía boliviana. 

Más Noticias