Choque Biden-Trump dejó dos visiones opuestas para EE UU y el mundo

Biden ve "criminal" la separación de familias migrantes y Trump la defiende. Hubo debate político a diferencia del caótico encuentro de hace un mes.

Por:  Redacción Web

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su rival demócrata Joe Biden chocaron el jueves 22 de octubre sobre la gestión de la pandemia, en un último debate a 12 días de las elecciones que podría permitirle al mandatario republicano recuperar terreno en las encuestas.

"Cualquiera que sea responsable de tantas muertes no debería seguir siendo presidente de Estados Unidos", afirmó Biden, acusando a Trump de no tener ningún plan para enfrentar un virus que deja más de 220.000 estadounidenses fallecidos.

"Lo estamos combatiendo muy enérgicamente", replicó Trump, afirmando que la vacuna "está en camino" y será anunciada "en semanas".

Trump quien llegó sin máscara al escenario en Nashville, Tennessee, tres semanas después de ser diagnosticado con el coronavirus, habló de su propia recuperación asegurándose una vez más ser "inmune".

"Dice que estamos aprendiendo a vivir con eso. La gente está aprendiendo a morir con eso", le respondió Biden.

Trump acusó a su rival de querer "cerrar el país". "No nos podemos encerrar en un sótano como lo hizo Joe", dijo en alusión a la discreta campaña de su rival, reducida a un puñado de eventos presenciales.

Los niños migrantes

Biden tachó de "criminal" la política de separación de familias migrantes, mientras que el presidente Trump defendió que su Gobierno "trata muy bien" a los 545 niños cuyos padres todavía no ha localizado después de implementar esa medida.



"Es algo criminal (...) Hace que seamos el hazmerreír del mundo y viola todo los conceptos de lo que somos como nación", dijo Biden sobre la separación de familias en la frontera con México durante su segundo y último debate con Trump, en Nashville (Tennessee).



El exvicepresidente comentaba así la noticia de que, más de dos años después de que Trump implementara su política de separación de familias indocumentadas en la frontera, los abogados que llevan el caso todavía no han logrado localizar a los padres y madres de al menos 545 menores de edad arrebatados de sus progenitores.



Trump aseguró que su Gobierno está "intentando muy en serio" localizar a los padres de esos menores, a pesar de que no es cierto que su Ejecutivo los esté buscando, sino que los que lo hacen son abogados y grupos de derechos humanos seleccionados por un tribunal.



"Los estamos tratando tan bien, están en instalaciones que son tan limpias", afirmó Trump sobre los niños separados de sus padres.



El presidente también denunció que "a los niños los han traído coyotes y mucha mala gente", algo que Biden rebatió de inmediato, al insistir en que vinieron "con sus padres".



El candidato demócrata también se distanció de la política migratoria del presidente con el que él gobernó como vicepresidente, Barack Obama (2009-2017), cuando la moderadora le recordó que durante ese mandato no se aprobó una reforma de inmigración y se llegó a un récord de deportaciones.



"Llevó demasiado hacer las cosas bien (bajo el Gobierno de Obama). Yo seré presidente, no vicepresidente", afirmó Biden.



El exvicepresidente reiteró su promesa de que, en sus primeros 100 días de Gobierno, enviará al Congreso una propuesta migratoria que contendrá "un camino a la ciudadanía para los más de 11 millones" de indocumentados que hay en Estados Unidos.



Su plan también incluirá una vía a la ciudadanía para los indocumentados que llegaron al país cuando eran niños, conocidos como "soñadores", agregó.



Biden también criticó las restricciones al derecho de solicitar asilo que ha impuesto Trump, llevadas al extremo durante la pandemia: "(Los indocumentados) están viviendo en la miseria en el otro lado del río" que separa Estados Unidos de México.

Planes de salud

El debate ha continuado con una discusión acerca de la intención de Trump de recortar los planes de salud. “Yo quiero una mejor atención médica, por eso quiero terminar con Obamacare”, como se llama a la reforma sanitaria que Obama aprobó en 2010, ha dicho Trump.

“Le quiere quitar la cobertura a 22 millones de personas”, le ha respondido Biden.

Sobre el racismo, Biden ha dicho que está “institucionalizado en EE UU”. “Nadie ha hecho más por la comunidad negra que Donald Trump”, ha contestado el republicano. “Me encanta el medio ambiente, tenemos el aire más puro”, ha dicho Trump cuando le preguntó sobre su política al respecto. El candidato demócrata no ha estado de acuerdo: “Tenemos la obligación moral de encargarnos del cambio climático”.

Tono más calmado 

Mucho está en juego para el mandatario republicano, de 74 años, y el exvicepresidente demócrata, de 77, en su último cara a cara antes del día de las elecciones el 3 de noviembre.

Unos 47 millones de estadounidenses se han sumado a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas, y según los sondeos la mayoría que no lo hizo ya tomó una decisión. Biden lidera por 7,9 puntos porcentuales en las encuestas a nivel nacional, y por 4,1% en los estados clave, según el promedio de RealClearPolitics.

Ambos se vieron las caras tras un caótico primer debate a fines de septiembre en Cleveland, Ohio, en el que Trump interrumpió sin parar a Biden y le dijo que no tenía "nada de inteligente", mientras que éste lo llamó "mentiroso" y "payaso", y le pidió que se callara.

Más Noticias