China reabre cines, museos y otros lugares de ocio

Los 70.000 cines de China cerraron a finales de enero para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Por:  AFP

China dio luz verde el viernes 8 de mayo a la reapertura de cines, instalaciones deportivas, teatros y otros lugares de entretenimiento, tomando precauciones contra la covid-19, según una directiva gubernamental.

Las bibliotecas, los museos y otros sitios de interés turístico también figuran en un documento que autoriza oficialmente a los propietarios y gestores a volver a abrir las puertas.

Los 70.000 cines de China cerraron a finales de enero para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Una decisión que afectó gravemente a la industria cinematográfica del país.

Los lugares culturales podrán ahora acoger de nuevo conferencias y exposiciones, pero el número de visitantes deberá ser limitado gracias a un sistema de reserva.

La directiva también recomienda la reapertura total de todos los hoteles, restaurantes, grandes almacenes y supermercados que aún estaban cerrados. No obstante, todos los lugares deberán imponer a los visitantes el uso de la máscara y el respeto de las distancias.

En China, donde el nuevo coronavirus desapareció prácticamente según las cifras oficiales, la mayoría de los empleados ha vuelto al trabajo, algunas escuelas volvieron a abrir y las restricciones de circulación se levantaron para reactivar una economía en dificultades. 

Desescalar

Por su parte, Hong Kong también comenzó el viernes a suavizar las restricciones que se habían decidido hace varias semanas para luchar contra la pandemia permitiendo que se reabran bares, gimnasios, salones de belleza y cines, a causa de una clara disminución de la circulación de la enfermedad en el territorio semiautónomo.

La mayoría de los bares y salidas nocturnas habían sido cerrados a principios de abril, mientras que Hong Kong se enfrentaba a una segunda ola de contaminación, vinculada con los retornos de Europa y de América del Norte, donde la epidemia estallaba.

Pero las autoridades de Hong Kong han sido muy eficaces para contener su avance gracias a una estrategia agresiva de prueba y rastreo de los contactos de los enfermos. Estos últimos y sus familiares fueron aislados rápidamente, y los profesionales de la salud optaron por tratar muy pronto a las personas infectadas.

Hong Kong, con una población de 7,4 millones de habitantes, tiene un total de 1.000 casos y cuatro muertes. 

Más Noticias