Brasil negocia repatriación de sus funcionarios en Venezuela

Como parte del operativo, también se prevé el regreso de brasileños varados en el país.

Por:  AFP

Brasil "está en negociaciones" con Venezuela un operativo de repatriación de sus funcionarios del servicio exterior y sus familias en Caracas, en el marco del retiro total de sus representantes de ese país, informó el jueves 16-A el ministerio de Relaciones Exteriores.

La cancillería brasileña "está en negociaciones para viabilizar el retorno de funcionarios públicos que estaban en misión en Caracas (funcionarios del servicio exterior, agregados militares y sus familias)", indicó en una breve nota enviada a la AFP.

Como parte del operativo que negocia Brasil, también se prevé "la repatriación de brasileños no residentes varados en el país debido a la pandemia" del nuevo coronavirus, precisó.

El pasado 5 de marzo, el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro ordenó el retiro de "todos" sus diplomáticos y funcionarios brasileños en Venezuela, en un endurecimiento de las relaciones con la gestión del socialista Nicolás Maduro.

Entonces, Brasilia anunció la salida de cuatro diplomáticos, incluido el jefe de la embajada Rodolfo Braga y la cónsul general Elza Moreira Marcelino de Castro, así como de una decena de funcionarios que trabajan en sus consulados.

Las autoridades brasileñas también notificaron al gobierno de Maduro, calificado por Bolsonaro de "dictadura", para que saque a sus representantes en territorio brasileño.

Brasil apoya una propuesta de Estados Unidos para superar la crisis en Venezuela, que prevé la salida del poder de Maduro y también del opositor Juan Guaidó, reconocido por decenas de países como mandatario interino. Donald

Desde la llegada de Bolsonaro al poder en enero de 2019, Brasil se convirtió en un estrecho aliado del gobierno de Donald Trump y comparte su visión sobre Venezuela, un país con el cual tiene una porosa frontera.

Debido a la crisis sanitaria causada por el Covid-19, Bolsonaro ordenó el 17 de marzo el cierre "parcial" de las fronteras con Venezuela ante el temor de una propagación mayor de la enfermedad.

Posteriormente, Brasil cerró todas sus fronteras, aunque excluyendo el tránsito mercaderías y el ingreso al país de brasileños, extranjeros residentes y misiones humanitarias, entre otras excepciones.

Con más de 210 millones de habitantes, Brasil es el país latinoamericano más golpeado por el coronavirus. Hasta el miércoles había dejado más de 1.700 muertos y más de 28.000 personas contagiadas.

Más Noticias