Arrestado un policía brasileño sospechoso de matar un joven negro de 15 años

El agente  es un sargento de la Policía Militar de Sao Paulo, apuntado como el asesino de Guilherme Silva Guedes, que desapareció la noche del domingo y fue encontrado sin vida un día después con disparos en la cabeza y las manos.

Por:  EFE

Un policía brasileño fue detenido bajo la sospecha de haber matado a un adolescente negro de 15 años en una humilde barriada de la ciudad de Sao Paulo, confirmaron este jueves 18-J fuentes oficiales.

El agente arrestado es un sargento de la Policía Militar de Sao Paulo, apuntado como el asesino de Guilherme Silva Guedes, que desapareció la noche del domingo y fue encontrado sin vida un día después con disparos en la cabeza y las manos.

La detención tuvo lugar el miércoles por la tarde, según confirmó la Secretaría de Seguridad Pública de Sao Paulo.

"Las investigaciones para el esclarecimiento de los hechos continúan con la Policía Civil y son acompañadas por Asuntos Internos de la Policía Militarizada", indicó el organismo.

La muerte del joven provocó protestas de decenas de personas en las calles de Americanópolis, donde la noche del lunes fueron incendiados siete autobuses del transporte público.

Al día siguiente también hubo manifestaciones en las que apenas se registraron unos pocos altercados provocados por un grupo que lanzó piedras contra la Policía y montó barricadas con objetos incendiados.

La Policía Militar de Sao Paulo sostuvo en un primer momento que ninguno de sus agentes se encontraba en el lugar del suceso el domingo, aunque luego corrigió y reconoció la presencia de dos de sus agentes, que en ese momento estaban de licencia y sin uniforme.

El pasado fin de semana también cobraron notoriedad otros dos casos de brutalidad policial en dos puntos diferentes de Sao Paulo, en los que grupos de agentes aparecían dando puñetazos y golpes con la porra a sospechosos rendidos.

Según datos oficiales, el número de personas muertas a manos de policías militarizados, encargados de patrullar las calles, y civiles, que investigan los delitos, creció en Sao Paulo un 31 % entre enero y abril pasados con respecto al mismo periodo de 2019.

Esa violencia suele ser más recurrente en las periferias y favelas de Brasil, cuyas poblaciones son mayoritariamente negras.

Más Noticias