América Latina supera los 5 millones de casos de coronavirus

Brasil, con casi 95.000 muertos, es el país más afectado de América Latina, donde la pandemia sigue avanzando.

Por:  AFP

La epidemia del covid-19 continúa afectando a los sistemas hospitalarios de todo el mundo, como en Brasil, donde el coronavirus puso de relieve la falta de financiación y la mala gestión que padecen muchos de sus 210 millones de habitantes.

El gigante sudamericano, con casi 95.000 muertos, es el país más afectado de América Latina, donde la pandemia sigue avanzando. Junto con el Caribe, superaron el lunes 3 agosto los cinco millones de contagios y los 203.000 decesos.

México, con 128 millones de habitantes, es el segundo país más afectado de la región, con 443.813 casos confirmados y 48.012 defunciones. Perú, con una población de 32 millones, se ubica tercero con 428.850 contagios y 19.614 muertos.

La pandemia no se detiene a lo largo y ancho del continente americano. En Estados Unidos, el país más afectado del mundo por la epidemia, más de 46.000 nuevos casos fueron registrados en 24 horas, lo que lleva a 4,7 millones el número de contaminaciones, con más de 155.000 muertos.

Desde su aparición en China en diciembre, más de 18 millones de personas en el mundo fueron contaminadas por el coronavirus y casi 695.000 murieron.

Filipinas vuelve a confinarse

Millones de filipinos volvieron a confinarse este martes 4 de agosto por el agravamiento de la epidemia de covid-19, cuya progresión parece imparable.

Más de 27 millones de personas, la cuarta parte de la población de Filipinas, se vieron obligadas a quedarse de nuevo en casa tras la alerta lanzada por las asociaciones de médicos. Desde el mes de junio, cuando la mayoría del país puso fin al confinamiento, las infecciones se multiplicaron por cinco y superaron los 100.000 casos.

La vuelta al confinamiento fue anunciado con solo 24 horas de antelación y llevó a muchos habitantes a quedarse bloqueados en Manila, con la interrupción de los transportes, en particular de los vuelos.

“No tenemos más dinero. No podemos dejar el aeropuerto porque aquí no tenemos familia”, dijo Ruel Damaso, un obrero de la construcción de 36 años que quería volver a su casa en Zamboanga, en el sur del país.

“No estuvimos a la altura. Nadie se lo esperaba”, reconoció de su lado el presidente Rodrigo Duterte.

El Jefe de Estado filipino no es el único preocupado. En Ginebra, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió del riego de una epidemia muy larga. "No hay solución y quizás nunca la haya, advirtió el lunes en una videoconferencia.

La inquietud también crece en Oceanía, donde Australia empezó a aplicar numerosas restricciones.

A partir del miércoles a medianoche, todos los comercios no esenciales estarán cerrados en Melbourne, así como las administraciones, una medida que se añade al toque de queda nocturno que se aplica desde el domingo por la noche a los residentes de la ciudad.

Carrera para encontrar una vacuna

La carrera para encontrar una vacuna sigue adelante. Rusia dijo el lunes estar preparada para producir “varios millones” de dosis a partir del año que viene.

Pero otros expertos advierten de la larga duración de este pandemia, que ya hundió las economías de mucho países, y recomiendan hacer una campaña masiva de test.

“Estamos tan apegados a los test de gama alta y caros que no hacemos test a nadie”, dijo Michael Mina, un profesor de epidemiología de Harvard, que desde hace semanas pide que haya test disponibles para todo el mundo, aunque no sean de tan buena calidad.

Más Noticias