América Latina supera las 50.000 muertes por covid-19

Aunque América Latina y Estados Unidos, que registra 103.758 muertos y 1.769.776 casos, son los más golpeados en este momento por la pandemia.

Por:  AFP

América Latina, el actual epicentro de la pandemia, superó este sábado 30 de mayo los 50.000 muertos por coronavirus con la mirada puesta en Brasil, el país más afectado de la región, mientras gran parte del mundo va dejando atrás el confinamiento que ha dejado sin empleo a millones de personas.

Con 28.834 fallecidos -1.124 más que la víspera-, Brasil se ha convertido en el cuarto país con más muertos por covid-19, por detrás de Estados Unidos (103.472), Gran Bretaña (38.161 fallecimientos) e Italia (33.229).

El gigante sudamericano, donde viven 210 millones de personas, tiene además la segunda cifra de contagios confirmados más alta del mundo: 498.444 infectados.

Por detrás de Brasil, México, con 9.415 decesos para una población de 120 millones, y Perú, con 4.371 muertos para 33 millones de habitantes, son los países latinoamericanos con más fallecimientos por la epidemia. 

Perú sobrepasó este sábado los 150.000 casos confirmados tras registrar una cifra récord de más de 7.000 contagios en 24 horas.

Aunque América Latina y Estados Unidos, que registra 103.758 muertos y 1.769.776 casos, son los más golpeados en este momento por la pandemia, el coronavirus sigue avanzando inexorablemente en el mundo.

Más de seis millones de personas han sido infectadas y 366.848 han muerto por covid-19, casi la mitad de ellas (177.595) en Europa, donde se registraron oficialmente unos dos millones de casos de covid-19.

- Libertad recuperada -

La Unión Europea (UE), que llamó a la solidaridad ante la progresión del nuevo coronavirus, pidió este sábado al presidente estadounidense, Donald Trump, que "reconsidere" su decisión de retirarse de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su supuesta complacencia con China, donde surgió la covid-19 el pasado diciembre.

Mientra tanto, con la mejora de la situación de la pandemia en Europa, la población empieza a recobrar la libertad de movimiento y los viejos hábitos de tomar el sol, beber una cerveza en una terraza y reunirse con amigos.

Italia abrió al público este sábado la Torre de Pisa y los centros comerciales también abrieron en Kiev, la capital ucraniana.

En Francia, la población pudo solazarse en los parques y jardines tras dos meses cerrados.

"Reabrir los parques (...) es realmente el símbolo de la libertad recuperada", dijo Cécile Roperh, de 54 años, mientras paseaba su perro en el parque parisino de Buttes-Chaumont.

Aunque en la capital se empezaban a ver algunas mesas ocupadas en las terrazas de algunos bares y restaurantes, oficialmente, el martes se autoriza su apertura y podrán ocupar gratuitamente una parte del espacio público.

El gobierno británico también autorizó la reanudación a puerta cerrada de competiciones deportivas, mientras que en España los clubes de la Liga podrán empezar a partir del lunes los entrenamientos colectivos "totales", última etapa antes de la vuelta a la competición el 11 de junio.

En Austria, el Gran Premio de Fórmula 1 podría celebrarse en Spielberg (centro) los 5 y 12 de julio.

Grecia también autorizará los vuelos procedentes de la Unión Europea a partir del 15 de junio.

Los pasajeros de estos aviones no tendrán que someterse a cuarentena, salvo aquellos que procedan de las regiones más afectadas por la covid-19 en los Estados europeos.

España empezará a permitir la llegada de turistas alemanes, franceses o escandinavos a partir de la segunda quincena de junio en el marco de un proyecto piloto en las Islas Baleares y Canarias.

En Macedonia del norte, el presidente Stevo Pendarovski prolongó este sábado dos semanas más el estado de urgencia después de un aumento de muertos y de nuevos casos, mientras que en Reino Unido, muchos expertos y opositores consideran "prematura" la decisión del gobierno de pasar el lunes a la fase siguiente del desconfinamiento, ya que la covid-19 sigue causando estragos.

- "Todo será distinto" -

El papa Francisco considera que "todo será distinto" tras la pandemia del nuevo coronavirus y reclamó una "sociedad más justa, más equitativa".

"Cuando salgamos de esta pandemia, no podremos seguir haciendo lo que veníamos haciendo, y cómo lo veníamos haciendo. No, todo será distinto", declaró el sumo pontífice en un mensaje de video en español, con ocasión del Pentecostés. 

Las medidas de confinamiento aplicadas en gran parte del mundo han generado malestar ciudadano en algunos países como Estados Unidos y España, y crecen las presiones a los gobiernos para que vuelvan a poner en marcha sectores vitales para la economía, como el turismo, para amortiguar una crisis histórica.

Este sábado quedó de manifiesto en Italia, donde cientos de personas desfilaron en ciudades como Roma o Milán al grito de "libertad", observó la AFP. 

Esta semana se sucedieron los datos negativos de empresas en todo el mundo. Se anunciaron importantes recortes de personal en empresas como la aerolínea Easyjet o los fabricantes de automóviles Nissan o Renault, y se confirmaron las expectativas negativas para las economías de numerosos países. 

Los datos de PIB del primer trimestre difundidos en estos días sólo son un prólogo de los funestos balances esperados para el segundo trimestre.

En California, el desempleo, casi inexistente antes de la pandemia, afecta ya al 24% de la población activa. 

En Italia, el Producto Interno Bruto (PIB) cayó en el primer trimestre el 5,3% al igual que en Francia, y la economía canadiense se contrajo el 8,2%, la mayor caída desde 2009.

El crecimiento de India en el primer trimestre fue el menor en 20 años, mientras que la economía de Brasil se contrajo 1,5% y los expertos vaticinan que podría retroceder más del 10% en un año.

El factor económico es la razón principal que mueve al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, a oponerse a las medidas confinamiento que han decretado varios gobernadores y alcaldes, siguiendo las recomendaciones de la OMS y de la comunidad científica internacional.

En España, por ejemplo, la crisis ha agravado la pobreza y se han disparado las peticiones de ayuda alimentaria, lo que empujó al gobierno a aprobar el viernes la creación de un ingreso mínimo vital.

En París, una red de ayuda creada por latinoamericanos proporciona alimentos o cupones para el supermercado a unas 700 personas.

"Han sido meses de angustia constante, no tener para comer ni para pagar el arriendo", explicó Laura González, una colombiana de 20 años, que vive en París con su familia. Ninguno tiene papeles en regla ni trabajo fijo y han perdido todos sus ingresos desde que comenzó el confinamiento a mediados de marzo.

Más Noticias