Acaba pesadilla de 39 días: Italia autoriza desembarcar a 25 migrantes

Al puerto de Pozzallo, en Sicilia, llegará el barco Mare Jonio, de la ONG italiana Mediterranea Saving Human.

Por:  EFE

Italia autorizó desembarcar en el puerto de Pozzallo, en Sicilia, al barco Mare Jonio, de la ONG italiana Mediterranea Saving Human, con  25 migrantes que este viernes trasladó desde el petrolero danés Maersk Etienne que los había rescatado y que esperaba una solución en el mar desde hace 39 días.



La ONG italiana informó de que Italia autorizó el desembarco "por motivos sanitarios" , con lo que termina así "la pesadilla" que han tenido que vivir estas personas, bloqueadas durante 39 días frente a las costas de Malta.



La doctora Agnese Colpani, a bordo del "Mare Jonio", explicó  que las condiciones de salud de los migrantes estaban empeorando, sobre todo en el plano psicológico.



"Todos ellos han pasado una dura prueba por el viaje, por el rescate y por los muchos días, 38, que pasaron a bordo del 'Maersk Etienne'. Algunos han amenazado con autolesionarse y han manifestado intenciones suicidas. Algunos muestran una actitud completamente apática y ya no reaccionan a la situación circundante porque han perdido la fe en una solución positiva", añadió.




En las pasadas horas, la Guardia Costera italiana había evacuado a una mujer embarazada de cuatro meses y a su marido, ya que se encontraba agotada después de más de un mes de permanencia en el buque y que tuvo que ser ingresada en un hospital siciliano.



Se trata del récord de tiempo en el que un grupo de migrantes han tenido que esperar para desembarcar.



El pasado día 7, el ministro de Inmigración interino danés, Kaare Dybvad Bek, reveló que estaba en conversaciones con Túnez y varios países de la UE para buscar una solución al barco, de 186 metros de eslora, que se mantiene varado en aguas internacionales a unos 27 kilómetros de la isla de Malta. Pero no llegó respuesta.



El "Mare Jonio" tomó la decisión de trasladar al barco a los migrantes tras acudir para una inspección médica y psicológica y comprobar que "las situaciones psicofísicas (eran) incompatibles con la permanencia en el petrolero".



El pasado día 9, tres migrantes se arrojaron por la borda debido a la desesperación y tuvieron que ser rescatados por la tripulación.



Por otra parte, la ONG española Open Arms también espera autorización y la concesión de un puerto para desembarcar a las 276 migrantes a bordo tras tres rescates en el Mediterráneo central y con su barco al límite de su capacidad. 

Más Noticias