Publicidad

Actualizado hace 40 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Fútbol
02:05 PM / 17/11/2019
La 'Mannschaft' sigue en obras a seis meses de la Eurocopa 2020
AFP
AFP

Cuádruple campeona del mundo y triple campeona de Europa, Alemania se clasificó el sábado 16 de noviembre a la Eurocopa 2020, a la que llegará de puntillas y con un equipo joven en plena reconstrucción, y por ello con ambiciones más modestas.

"De momento no nos veo entre los favoritos. Lo importante es tener rodaje colectivo en los dos partidos de marzo", reconoció el madridista Toni Kroos, campeón del mundo en 2014 con 96 partidos con la 'Mannschaft', tras la victoria 4-0 el sábado contra la modesta Bielorrusia.

El seleccionador Joachim Löw incidió en la misma línea: "Este equipo tiene grandes cualidades pero varios jugadores tienen aún varios años para desarrollarse".

Pero el tiempo apremia para el técnico de 59 años, que se lanzó a una operación radical de rejuvenecimiento tras los fracasos del Mundial 2018 y de la Liga de las Naciones, asumiendo el riesgo de prescindir de pilares con experiencia y apenas treintañeros como Thomas Müller, Mats Hummels, Jerome Boateng o Sami Khedira.

Tras el último partido de clasificación el martes 19-N contra Irlanda del Norte, sólo tendrá por delante dos partidos amistosos antes de anunciar en mayo su nómina de convocados para la preparación previa al torneo.

Graves lesiones

"Es demasiado poco tiempo habida cuenta de las lagunas aún visibles el sábado", afirmaba este domingo la revista Kicker, la 'Biblia' del fútbol alemán. "Las graves lesiones de jugadores llamados a ser puntales en el futuro, Niklas Süle, Leroy Sané y Antonio Rüdiger, complican sobremanera la búsqueda de un once tipo y la configuración de una jerarquía".

"Otras naciones como Francia, Inglaterra u Holanda tienen mucho avanzado en ese aspecto respecto a Löw y su tropa", señala Kicker, poco optimista.

Si las cosas se tuercen, Löw podrá siempre apuntar a la mala suerte. En octubre, doce de sus jugadores eran baja, y esta semana no puede contar con el capitán del Borussia Dortmund Marco Reus (tobillo), el volante del PSG Julian Draxler (pie), o el central del Chelsea Antonio Rüdiger (ingle).

Löw tenía previsto dar galones en la zaga a Niklas Süle, pero el coloso de 24 años del Bayern de Múnich se lesionó de gravedad y es incluso duda para la Eurocopa.

En ataque, una de las estrellas del Manchester City Leroy Sané se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla, y su regreso no será antes de marzo. 

Bricolaje permanente

Así pues, el seleccionador se ve obligado realizar operaciones de bricolaje en el once inicial en cada partido.

El duelo del martes 19-N contra Irlanda de Norte en Fráncfort será una buena ocasión para apuntalar los automatismos. 

Pero Alemania aún tiene algo en juego, el primer puesto del grupo, que también pretende Holanda. La 'Mannschaft' garantizaría su liderato de la llave y un puesto entre los cabezas de serie en el sorteo del 30 de noviembre en caso de victoria.

Aunque Joachim Löw se muestra satisfecho con el estado de ánimo de su joven tropa: "era importante mostrar el carácter que necesitaremos para el año que viene en la Eurocopa".

El veterano seleccionador compara a menudo a su grupo con el de 2010: terceros en el Mundial de Sudáfrica, los jóvenes Neuer, Hummels, Özil o Boateng iniciaban entonces una aventura que les llevaría al trono mundial, cuatro años después en Brasil.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEFútbol
Ver más