Publicidad

Actualizado hace 6 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Fútbol
10:56 AM / 17/09/2019
Guardiola busca su reivindicación en "Champions" con el 'City'
AFP
AFP

Tras una serie de dolorosas eliminaciones en la Liga de Campeones, Pep Guardiola tiene la misión de levantar el máximo título europeo con el Manchester City para quedar definitivamente en la historia del club inglés.

El campeón de la Premier League en las dos últimas temporadas comenzará su nueva andadura europea el miércoles visitando al Shakhtar Donetsk ucraniano, en duelo del grupo C de la Champions que completan el Atalanta italiano y el Dinamo de Zagreb.

El largo viaje a Ucrania puede servirle a Guardiola para buscar explicaciones a las sonoras eliminaciones del City en la Champions en las últimas temporadas, que contrastan con el dominio que ejerce en el fútbol inglés, con un histórico trébol de títulos nacionales el pasado curso.

En cambio, la Champions le ha sido esquiva desde que llegó al Etihad Stadium. De hecho, la máxima competición europea de clubes ha dado la espalda al prestigioso técnico catalán desde que levantase la Orejona con el Barcelona en 2009 y 2011.

Pero en su última etapa en el Camp Nou, los tres años al frente del Bayern Múnich y desde su llegada al City, la participación de sus equipos en la Champions se ha saldado con sonrojantes eliminaciones.

En su tres años como entrenador del City ni siquiera ha logrado llevar al equipo a semifinales, instancia que sí alcanzó el club cuando lo entrenaba el chileno Manuel Pellegrini en la temporada precedente a la llegada del catalán.

De hecho, sus críticos le achacan su incapacidad de ganar la Champions en un equipo que no cuente con el estelar Lionel Messi, un argumento que utilizan para despojar al técnico, de 48 años, de la etiqueta de entrenador legendario.

Esta crítica parece muy dura para alguien que ha innovado en el fútbol, pero sus campañas europeas con el City han sacado a la luz los pocos defectos de su equipo.

El videoarbitraje (VAR) fue el chivo expiatorio al que achacaron los hinchas del City la dramática eliminación la pasada temporada contra el Tottenham en cuartos, pero la realidad es que la eliminación se debió al pobre partido en la ida en Londres (derrota por 1-0) y al colapso defensivo en la vuelta (victoria por 4-3, pero eliminación por el mayor valor de los goles en campo rival).

La temporada precedente había sido el Liverpool el que apeó al City de manera muy clara en la misma instancia, ganando los dos partidos por 3-0 y 2-1. Más sorprendente fue la eliminación en 2017, en octavos, ante un Mónaco que parecía inferior.

El reloj no para

Con cinco derrotas en semifinales en su currículum (dos con el Barça y tres con el Bayern), Guardiola se había hecho casi el hombre de esta competición desde que en 2011 levantara como técnico su segunda Champions, con una memorable clase maestra de Messi en Wembley contra el Manchester United. Como jugador también sumó una, la primera de la historia del Barcelona, en 1992.

Aquella noche inolvidable en Wembley en 2011 es el último recuerdo agradable para Guardiola en esta competición y el reloj no se detiene en la búsqueda de una tercera copa como entrenador.

Con la amenaza de sanciones de la UEFA por incumplir el 'fair-play' financiero, las posibilidades de Guardiola de conquistar la Copa de Europa con el City podrían complicarse, sobre todo también porque el club no ha comenzado tan fuerte como en cursos precedentes y ya se encuentra a cinco puntos del Liverpool, su gran rival por el título el pasado curso, después de perder 3-2 contra el recién ascendido Norwich el pasado fin de semana.

Ese partido dejó en evidencia, además, los problemas defensivos que tiene el equipo tras la grave lesión sufrida por el central francés Aymeric Laporte.

Ante las dificultados, Guardiola ha salido en defensa de sus jugadores, asegurando que volverán a su mejor nivel, incluso sin Laporte. "Si creen que tengo dudas de mi equipo por haber perdido un partido... Ellos me han dado todo e prestigio que tengo en Inglaterra", dijo tras perder ante le Norwich.

Y el grupo C no parece el más complicado del torneo, por lo que el City no debería tener problemas para meterse entre los dos primeros.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS