Síguenos...
Facetas
Yoga para un estómago sano
10:38 AM / 30/06/2015 Melissa Pérez-Segnini
Cortesía Loraine Madueño / Ángel Vizcaíno

“He tenido muchas preocupaciones en mi vida, la mayoría de las cuales nunca sucedieron”. Una de las frases célebres del escritor estadounidense, Mark Twain, describe cómo vive a diario el ser humano en todo el mundo: preocupado y estresado. La mente es uno de los mayores agentes estresores que hay, y se puede controlar a través del yoga con posturas (hatha yoga) y meditación.

Los problemas estomacales son el reflejo de una segunda fase del estrés. La primera es la pérdida de sueño, y ya con ello podemos reconocer que se nos está yendo de las manos. El estrés afecta al sistema nervioso autónomo simpático y parasimpático, y esto, a su vez, interfiere con los procesos digestivos. El instructor de yoga, Vladimir Gil, lo explicó a Facetas:

 

“El sistema nervioso simpático nos energiza, nos pone alertas cuando tenemos una emergencia o sentimos una amenaza y nos prepara para dar una respuesta de pelea (por cuestiones evolutivas) o de huída. De esta forma, el cuerpo envía una señal para restar sangre al aparato digestivo cuando está digiriendo los alimentos y enviarla a los músculos, con el fin de prepararles para correr. La digestión, por consiguiente, se paraliza, se hace lenta, pesada, por la falta de sangre necesaria, y allí es cuando ocurren los problemas de acidez, reflujo, estreñimiento, úlceras gástricas, entre otros”.

Esta práctica realizada consecutivamente se encarga de activar, entonces, el sistema parasimpático, encargado de regresar a todos los sistemas del cuerpo que se han puesto en alerta, a la normalidad. Este se pone en acción a través de movimientos, posturas estáticas o con la respiración.

“Meditar ayuda a tomar conciencia del cuerpo, de la postura, de cómo se está respirando y cuál es el estado de la mente. De esta forma, se puede encontrar salida a los problemas, a no ofuscarse, lo que favorece la capacidad de no estresarse”, informó Gil.

 

Para tratar problemas estomacales en una persona con estrés normal, debe practicarse al menos tres veces a la semana. En caso de padecer de algo crónico como síndrome del colon irritable o úlceras, Gil lo recomienda todos los días. Si hay ansiedad y hasta depresión, causados también por el mismo estrés, dos veces al día. Te hará sentir mejor justo después de la primera clase, según Gil.

“Las clases de yoga a tomar serán a elección de la persona, pero si va comenzando, lo mejor es hacer la suave, de principiantes, y avanzar a partir de allí, no importa si es un atleta que está en las mejores condiciones. Esto es distinto porque hay que practicar, también la paciencia. Se debe hacer con cautela, prudencia, mesura”, indicó el instructor.

¿Qué posiciones favorecen el proceso digestivo?

Todas las flexiones hacia adelante y las torsiones masajean la región abdominal. La pinza o paschimottanasana, por ejemplo, la comprime. Esa alternación de presión, compresión y descompresión, estimula la circulación y los órganos del abdomen, casi todos involucrados en la digestión.

¿ Te gustó la nota ?
1 Comentarios

1

pedro reyes 30/06/2015 10:37 AM

Muy interesante!.