Síguenos...
Facetas
Veterinario responde la siguiente interrogante: ¿Es malo el pan para los gatos?
08:50 AM / 01/12/2018 Agencias / G. Trujillo
Agencias

Los gatos son animales estrictamente carnívoros, por ese motivo, su dieta debe basarse principalmente en el aporte de proteína. Los alimentos procesados de calidad contienen porcentajes equilibrados de los nutrientes necesarios para la especie, por ello, si tu gato consume dietas caseras, la proporción de estos alimentos debe ser la adecuada. 

 

Pero además, en la alimentación del gato no puede faltar la taurina, un aminoácido que se incluye en el pienso o que puede ser ingerido a través de las vísceras, como corazón de res o hígado de pollo. Las grasas, la vitamina A y un alimento bajo en fibra también son nutrientes esenciales para que tu gato se muestre sano.

 

 

"Si analizamos los componentes del pan y los nutrientes necesarios para el gato, podemos observar que el consumo de este alimento no le proporciona beneficios. Además, los productos de alta calidad para gatos incluyen únicamente pequeñas cantidades de carbohidratos, pues estos nutrientes provocan consecuencias negativas en la salud del animal, como puede ser la obesidad en el felino o deficiencias nutricionales", señaló el veterinario Manuel Gotera.

 

En algunos casos, los gatos pueden verse atraídos por comer pan, no obstante, eso no significa que sea un alimento adecuado y mucho menos un alimento del que se deba abusar.

 

"El consumo de pequeñas porciones de pan no provocan problemas de salud graves en el felino, no obstante, lo ideal es no acostumbrarlo a él y optar por ofrecerle productos adecuados para la especie", añadió Gotera.

 

 

La obesidad es el primer problema que puede aparecer tras el consumo continuado de pan a los gatos, especialmente en aquellos felinos de interior que llevan una vida sedentaria. Al ser rico en carbohidratos, el cuerpo del felino no procesa bien estos componentes, por lo que empezará a subir de peso rápidamente.

 

Junto a la obesidad aparecen otros problemas de salud, como el hígado graso, la pancreatitis y los problemas del corazón. Además, no debemos olvidar que el pan contiene azúcar, especialmente el pan de molde que podemos adquirir en el supermercado. El consumo habitual de este tipo de azúcar podría causarle diabetes al felino a largo plazo.

 

 

Como seguramente ya sabes, los lácteos como el queso, la mantequilla y la leche provocan desequilibrios en el sistema digestivo de los felinos, provocando diarrea. A muchos gatos los enloquece la mantequilla y el queso, pero no conocen las consecuencias de su consumo.

 

¿ Te gustó la nota ?
1 Comentarios

1

domador antiopositores 01/12/2018 10:48 AM

Brillante!.