Síguenos...
Facetas
Te explicamos detalles sobre la formación ciudadana
08:30 AM / 19/12/2018 Arminda García (Profesora titular universitaria)
Agencias

Al definir la formación ciudadana, se puede decir, que ésta, consiste en un proceso que promueve en las personas  valores sociales, para que puedan participar y cooperar en el desarrollo de la sociedad en base a esos preceptos, orientados a fomentar el respeto, la solidaridad y la responsabilidad necesaria, y así, impulsar la armonía más adecuada en la convivencia. Con este fin, las instituciones de todos los sectores, deben colaborar aportando su rol dentro de la colectividad.

 

 

Por esta razón, se requiere la implementación de distintos esfuerzos, para que se pueda mejorar la conducta de los ciudadanos de todas las edades, formando una base durante la niñez, lo cual, juega un papel fundamental para forjar el adecuado comportamiento de los adultos. En este sentido, es necesario que se involucren algunos sectores como, la comunidad educativa, padres y familias, medios de comunicación, organizaciones religiosas, el estado, por mencionar algunos.

 

 

Esta formación,  debe promover la consolidación de habilidades y competencias cívicas, con la intención que sean asumidas como prácticas favorables para que a su vez, sean aplicadas en la vida diaria, así como, despierte el interés del ciudadano para que cumpla un papel más  activo. Por otro lado, es importante fomentar el aprendizaje basado en principios como la ética, la responsabilidad, el respeto, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, para mejorar el nivel moral de los individuos.

 

 

Impulsar la formación integral de niños, jóvenes, adultos, docentes, funcionarios públicos, padres, responsables del sector educativo, conlleva a su vez  al respeto de los  derechos humanos, de la dignidad de los individuos y de los requerimientos de las familias  para lograr calidad de vida. Sin duda, en el seno del hogar es donde se consolidan los principios y el nivel al cual tienen derecho los ciudadanos,  debido a la gran incidencia que este grupo representa en la formación de esa conducta adecuada.

 

 

De esta manera, se puede  promover el desarrollo de  las actitudes necesarias, para alcanzar una convivencia familiar enmarcada en valores, así como, el establecimiento de una socialización basada en criterios éticos, que le ayuden a formar parte de la sociedad en la que interactúan. Esto, permitirá practicar  una conducta  que conlleve a  una coexistencia más equilibrada, pues, los individuos se hacen más conscientes de la importancia  que representa vivir en unidad con los demás.

 

 

¿ Te gustó la nota ?
1 Comentarios

1

domador antiopositores 19/12/2018 08:50 AM

Correcto!. Solo así y a través, es que se puede lograr que funcione la economía a través de la sociología que es quién la aplica en la práctica, sea el caso. No un grupo de elementos que solo hablan de los defectos contrarios, para inmunizar los mismos defectos hasta normalizarlos en un periodo de tiempo que casualmente, ellos también deciden.