Síguenos...
Facetas
Estudio revela que bañarse con agua caliente mejora la salud del corazón
08:30 AM / 26/11/2018 Agencias
Agencias

Además de llevar una alimentación saludable, no fumar y hacer ejercicio en forma regular, hay otros factores de estilo de vida que pueden tener consecuencias importantes en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. 

 

Por ejemplo, el baño de inmersión en agua caliente, un tipo alternativo de baño que tiene una larga historia, podría ofrecer un efecto protector sobre el corazón, según un estudio japonés recientemente. 

 

Se ha demostrado repetidamente que la inmersión en agua caliente tiene efectos favorables similares a los del baño sauna sobre la función cardiovascular en pacientes con insuficiencia cardíaca. 

 

Ahora, con la idea de examinar los efectos del baño caliente de inmersión y su efecto en salud cardíaca en personas sanas, los investigadores de diversas universidades de Japón, iniciaron un nuevo estudio. Ellos hicieron seguimiento a 873 hombres japoneses jóvenes y sedentarios que practicaron el ritual del baño caliente a una temperatura de mayor a 41° C, durante aproximadamente 10/12 minutos y con una frecuencia de 5 veces por semana, durante 8 semanas. 

 

 

Y los resultados fueron muy interesantes. Los baños calientes redujeron los niveles de arterosclerosis, la velocidad del pulso cardíaco, el grosor de la media carotídea y la presión arterial, factores que influyen en el funcionamiento cardiovascular. 

 

Además de la estimulación térmica, el baño de agua caliente también tiene efectos específicos sobre el corazón. Durante la inmersión, la presión del agua causa respuestas cardiovasculares positivas a corto plazo, a medida que la sangre pasa de las piernas y el abdomen a la aurícula derecha del corazón, explicaron los científicos japoneses al presentar su nuevo estudio denominado Shimanami Health Promoting Program. 

 

 

“Hay dos mecanismos principales que explican el efecto fisiológico de la inmersión en agua caliente: la exposición al calor y la inmersión en agua. La exposición al calor comparte el mecanismo observado en el baño de sauna, el aumento de la temperatura central, de la frecuencia cardíaca y la contractilidad de los vasos sanguíneos, la redistribución del flujo sanguíneo y los cambios en el estrés endotelial de los conductos” escribieron los investigadores.  <

/figcaption>

 

 

 

Además, la exposición al calor también estabiliza numerosas proteínas importantes en la regulación del sistema cardiovascular. La elevación de la temperatura corporal central y el aumento del flujo sanguíneo muestran efectos fisiológicos similares a los observados en el ejercicio físico, según los científicos.

¿ Te gustó la nota ?
0 Comentarios