Síguenos...
Facetas
Especialista explica qué es la serotonina
08:30 AM / 20/11/2018 Doctora Maribel Lizarzábal
Agencias

La serotonina es conocida como la hormona de la felicidad o del bienestar y nuestro intestino guarda el 95% de los receptores de ésta.

 

Es por eso, que cuando nos alimentamos saludablemente y masticamos lentamente, el intestino libera serotonina y nos transmite esa agradable sensación de bienestar, tenemos más energía y vitalidad.

 

El precursor más importante de serotonina es el triptófano. Este aminoácido esencial no lo produce el organismo, por lo que debe ser obtenido al consumir alimentos ricos en triptófano y 5-hidroxitriptofano (5-HTP sustancia que sirve de nexo entre el triptófano y la serotonina), en nuestra dieta diaria.

 

Son ricos en triptófano las pastas, arroz, cereales, leche, huevos, soja, pollo, pavo, queso, plátano y leguminosas. 

 

 

¿Qué funciones tiene la serotonina?

 

La serotonina tiene múltiples funciones. Esta sustancia química está implicada en muchos procesos relacionados con la salud: el control del apetito y el sueño, la regulación del estado de ánimo, la activación, la temperatura corporal, la excitación sexual, la regulación del dolor. Descubre a continuación todas las funciones de la serotonina:

 

Regulación del estado de ánimo. Un desajuste en la producción de esta sustancia puede tener efectos muy negativos en nuestro bienestar, en nuestra manera de sentir y comportarnos. Bajos niveles de serotonina nos llevan a enfadarnos más, mostrarnos mas irascibles, estar de peor humor, presentar comportamientos mas impulsivos, etc… Las personas con depresión tienden a presentar bajos niveles de esta sustancia. Además, se cree que el motivo por el cual algunas personas están de mal humor al despertar, es el descenso de esta sustancia al amanecer.

 

 


Control del apetito. Ante un nivel adecuado de serotonina sentimos saciedad y dejamos de comer. Si por el contrario los niveles son bajos, sentimos la necesidad de comer carbohidratos y cualquier alimento calórico. Niveles demasiado altos de esta sustancia pueden están también asociados a la aparición de diarreas, sin embargo, un déficit excesivo de esta sustancia puede ocasionar estreñimiento.

 


Regula el sueño. A lo largo de nuestro día los niveles de serotonina fluctúan en base a nuestro reloj interno y curvas del ritmo circadiano. Estas curvas determinan el horario interno que sigue nuestro cuerpo para saber cuando tenemos que dormir, comer, etc… Así, los niveles de 5-HT (receptores de serotonina) tienden a llegar a su máximo en los momentos mas soleados del día, mientras que bajan durante el sueño profundo. Lo adecuado es que exista un equilibrio en sus niveles, de lo contrario se producirá, problemas para dormir, o insomnio.

 

 


Mediador en el deseo sexual y libido. La serotonina guarda una relación directamente proporcional con el deseo sexual. Altos niveles de esta sustancia se asocian con una falta de libido o deseo sexual. Mientras que unos bajos niveles tienden a asociarse con conductas orientadas a la búsqueda de la satisfacción del deseo sexual. Esto es debido a que después de eyacular o tener un orgasmo, aumenta considerablemente la cantidad de serotonina en el cerebro lo que provoca un estado de placer y tranquilidad. Por lo tanto, niveles excesivamente elevados de serotonina, se asocian con un bajón en la libido, menos relaciones sexuales, pero una conexión emocional superior con su pareja.

 

 


Regulación del dolor: El cerebro utiliza esta sustancia para perpetuar las señales de dolor crónico en los nervios locales. Al producirse daño local se libera serotonina, produciendo en nuestro cerebro una señal de dolor transitorio y ligero por la activación de las neuronas aferentes. Esta sustancia está implicada en la señal neuronal de dolor e interviene también en el dolor crónico.

 


Minimiza los niveles de agresividad: Otra de las funciones de la serotoninia es estabilizar nuestro estado emocional ante situaciones de tensión. Esta sustancia ayuda a inhibir la impulisvidad, conductas violentas y agresividad. Las personas que presentan frecuentemente conductas agresivas o violentas pueden tener menos niveles de serotonina.

 

 

¿ Te gustó la nota ?
2 Comentarios

1

domador antiopositores 20/11/2018 10:33 AM

Interesante! Excelente!. Soy partidario que las personas deben conocer como su cerebro procesa la información. Ya cansa esa logorrea de verbalizar pensamientos sin pasarlos por los filtros de la lógica o el razonamiento.


1

domador antiopositores 20/11/2018 10:34 AM

......................................................................Sent from Aifone X plus.