Síguenos...
Facetas
10 Tips para pintar mándalas con puntillismo por Celina Emborg
12:00 PM / 22/06/2018 Vannesa Iaforte Briceño

Debido a su forma, sus diseños y sus colores, los mandalas ayudan a mejorar la concentración y a favorecer la relajación de una forma muy divertida y creativa. Al colorear las figuras geométricas que combinan los mándalas, la mente se relaja y los sentidos despiertan a través del efecto positivo que produce contemplar los diseños y colores del mándala.

Pintar mándalas se ha convertido en uno de los pasatiempos anti-estrés más practicados por los adultos como una forma de relajación ante la ansiedad y el estrés.

Aunque no existe una técnica específica para pintar los mandalas, existen varias formas de hacerlo y uno de los más recomendados, es la técnica del puntillismo. 

¿Qué es el puntillismo?

El puntillismo es una técnica de dibujo que se caracteriza por colocar puntos de diferentes colores sobre un lienzo, para formar figuras y dar color a las ilustraciones. Aunque tiene su origen en las antiguas representaciones indígenas y nativos australianos, no fue sino hasta el siglo XIX que la técnica del puntillismo surge como un estilo artístico entre los grandes artistas de Francia.

El principal exponente de esta técnica fue Georges Seurat (1859-1891) y su obra más representativa fue “Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte”, una ilustración en la que los puntos de colores crean formas, efectos luminosos, sombras y colores llamativos.

Actualmente la técnica del puntillismo se realiza de una forma distinta a la que se solía apreciar en las obras artísticas de Seurat, pues los puntos se realizan de diferentes tamaños, tanto grandes como pequeños, y sin seguir un orden específico, de hecho pueden ser superpuestos usando diferentes colores, y complementados con otros trazos, líneas y pinceladas.

¿Cómo pintar un mándala con puntillismo?

Según la artista argentina Celina Emborg, la técnica del puntillismo es muy sencilla de poner en práctica a la hora de pintar y colorear los mandalas, sólo es cuestión de seguir unos cuantos pasos:

Si quieres aprender un poco más sobre esta técnica, puedes probar pintar tus mandalas mediante la realización de puntos y hacer tu propia obra de arte puntillista.

Materiales que necesitarás para colorea tus mándala con la técnica del puntillismo:

  • Un papel o cartulina preferiblemente de un color oscuro. También puedes optar por un bastidor o fibrofacil pintado con pintura acrílica negra.
  • Pinturas acrílicas de colores brillantes
  • Herramientas para hacer el punteado.

 

10 Tips para pintar mandalas con puntillismo por Celina Emborg

Pintar mandalas con la técnica del puntillismo es una forma muy creativa de expresarte por medio de los colores y disfrutar de los beneficios anti-estés de los mandalas.

Te compartimos 10 tips para pintar mandalas a través del puntillismo por Celina Emborg.

1. Para realizar los puntos puedes utilizar la parte trasera de los pinceles, lápices, bolillos o usar palitos de naranjos que se utilizan para los diseños en las uñas, agujas de crochet, bolillos, etc. Trata de armar una secuencia de tamaños para los puntos.

2. Usa pinturas acrílicas. Este tipo de pinturas crean puntos con cierto relieve, lo que añade a los dibujos cierta tridimensionalidad.

3. Ten siempre cerca una hoja preferiblemente oscura, para probar el tamaño del punto y su marca antes de puntear sobre la ilustración o el mandala. Te recomendamos hacer esto cada vez que cambies de tamaño o de herramienta.

4. Al final, puedes borrar las líneas o repasarlas con un rotulador. Según como sea el diseño del mandala, puede quedar muy bien de las dos maneras.

5. En la técnica del puntillismo puedes realizar diferentes efectos variando el tamaño de los puntos.

6. Para darle volumen y profundidad a tu obra, usa variedad de tonalidades tanto oscuras como claras, lograrás luces y sombras que quedarán muy bonitos.

7. Debes ser detallista, trata de repetir siempre el mismo tamaño de los  puntos según tu dibujo, para que no se vea  desparejo, porque si no tendrá un aspecto desprolijo.

8. La variedad de color le dará más expresión a tu mandala. Puedes colocar varios colores en una misma zona según el efecto que desees producir.

9. Otra manera de empezar es utilizando diferentes colores de fondo. Luego, puedes ir trabajando cada zona de color aplicándole matices con puntitos de varias tonalidades. Te quedará un mandala lleno de colores y muy rico en detalles.

10. Si te equivocas o te sale mal, puedes retirar el o los puntos con un pincel y luego limpiar la superficie con un hisopo de algodón o pincel humedecido en agua. Si la pintura del fondo te quedó manchada, puedes retocarla pintándolo con un pincel y la pintura acrílica del color  correspondiente.

El puntillismo es una técnica que provoca un efecto óptico muy especial, pues si se observan la obra de cerca, casi no se distingue las figuras de la ilustración, pero si te alejas, los puntos de colores van uniéndose hasta crear líneas y figuras, y el dibujo se muestra ante los ojos del que la mira.

Por Vannesa Iaforte Briceño

¿ Te gustó la nota ?