Publicidad

Actualizado hace 32 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Experiencia Panorama
09:00 AM / 07/12/2018
La nota verde: Construye cercas vivas, la forma natural de proteger un hogar en Maracaibo
María G. Fuenmayor
Agencias

Todo hogar necesita una protección aunque muchas veces no se posean los recursos necesarios para construir muros. La naturaleza, por su parte, ofrece una amplia variedad de opciones para brindar seguridad a través de cercas vivas.

Una cerca viva es la siembra planificadas de plantas, árboles y arbustos que debido a sus características pueden servir al hombre como valla o cercado.

 “Las cercas vivas generalmente se utilizan como rompe vientos; es una barrera que se hace con alta densidad de árboles pero con pocas filas. Son hileras corridas de árboles para dividir y marcar un límite entre un terreno y otro”, explicó el botánico y docente universitario, Miguel Pietrangeli.

El experto detalló que estas se construyen con árboles de copa no muy ancha, sino más alargada para que “pueda sembrarse en alta densidad y se establezca una barrera”.

Señaló que además de rompe vientos, son muy útiles como muro contra el sonido, la contaminación atmosférica y para embellecer un lugar.

“En las avenidas se utilizan para construir túneles de árboles. Hay un ejemplo de esto en la Villa del Rosario que produce una sombra y un embellecimiento increíble”, expresó.

El botánico consideró que también puede utilizarse en  pastizales para hacer división entre terrenos aledaños. “En estos casos pueden sembrarse especies alimenticias para el ganado de las que se hace una poda y se suministra esto a los animales. Las especies leguminosas, como el samán, serían ideales para esto”, opinó.

En cuanto a la implementación de estas para hogares, cree que esta puede ser una alternativa para la que se puede optar por especies espinosas como los cactus.

Cactus

 

El director del Jardín Botánico de Maracaibo, David Morales, expuso que hay muchas especies cuyo fin es el de proteger el espacio donde se plantan.

Los cardones, por ejemplo, son cactus grandes y excelentes opciones para quienes decidan cercar su vivienda con estos.

Relató que en estados como Falcón y Lara se hace uso con frecuencia de estas especies como protección, en especial en lugares donde  crían chivos, cuyos corrales construyen con cardón, disponiendo  uno al lado del otro hasta obtener la forma deseada.

De estas especies destacó al guamache, otro cactus con forma de árbol que es fácil de propagar, de bajo mantenimiento y no levanta las aceras.

Morales aseguró que los cactus pueden plantarse por estacas o semillas; en el caso del cardón, este tiene una fruta que alberga sus semillas.

“Se abre y sale un líquido que es rojo o amarillo que está lleno de semillas. Agarras una parte, las pones a germinar y ya”, declaró.

Pietrangeli concordó que los cactus funcionan muy bien para estas cercas.

“En la Guajira lo que hay son cactus columnares; tienen 6 costillas, cada nivel de costillas tiene un cinturón de espinas y otras estructuras más peligrosas que se llaman gloquidios que son sumamente pequeños; si no te agarra una espina, te agarran otras más pequeñas”, puntualizó.

Resaltó que hay una familia de plantas espinosas que crece en África y Asia que se llama euphorbiaceae  que puede funcionar para este fin.

“Hay muchas especies aquí de estas, como el candelabro, que se parecen mucho a los cactus porque tampoco tienen hojas, pero se diferencian en que tienen látex o leche; mientras que las cactáceas americanas no tienen esa estructura. El látex es una sustancia de defensa para que no se la coman y es  muy peligrosa”, aseveró.

Limoncillo

 

 

El limón simple o limón de cerca tiene unas espinas muy grandes y puede usarse como cerca; igualmente, el limoncillo es recomendable por las espinas y porque aguanta la poda.

“Con este se puede hacer setos cuadrados porque te aguanta la poda y, aunque crecen grandes, no da sombra, pues su gran uso es de cerca”, dijo Morales.

Pietrangeli describió esta especie como un “arbusto espinoso que funciona cuando lo siembras en alta densidad”.

“Hay muchas barreras vivas de limoncillo y se pueden formar setos con un metro o un metro y medio de altura para embellecer y dividir”, añadió.

La naranja o el limón son también especies espinosas que se pueden aprovechar para este fin y, además, ofrecen frutos.

Estos árboles pueden plantarse de semilla; aunque, de acuerdo al director del Jardín Botánico, quizás logren crecer por medio de estacas, porque los cítricos se propagan muy bien de esta manera.

Trinitaria

 

 

Una planta que no se utiliza con frecuencia para esto, pero crece muy rápido, es la trinitaria. Tiene espinas y  uno de sus propósitos  es crear cercas vivas. “Es muy bonita y cuando está floreada, embellece mucho; pero crece rápidamente y hay que podarla cada dos meses”, sugirió Pietrangeli.

Otras especies

Para Morales, el cují es otro árbol que puede sembrarse con este fin porque algunos tienen espinas.

Pietrangeli agregó que árboles como la ceiba pueden funcionar pues algunos tienen aguijones; esto lo utilizan “los árboles para evitar la predación pues es un mecanismo de defensa para que los mamíferos no se los coman”.

Pietrangeli manifestó que la diferencia entre las espinas y los aguijones es que el segundo está en la piel del árbol, mientras las espinas nacen del sistema vascular. Las espinas son un tejido más profundo; mientras, los aguijones no tienen comunicación vascular y se deberían romper más fácilmente. Las rosas, por ejemplo, tienen aguijones, no espinas.

 

Recomendó que para realizar este tipo de cercas se adquieran las especies en viveros por el tiempo que tardan en crecer y aunque sembrar no es tan difícil, demanda ciertas experticias.

“Para la cerca vas a necesitar muchas plantas y saber bien a qué distancia sembrarás una de otra; hay que asesorarse, pues depende del propósito que se tenga”, indicó y advirtió que la distancia entre plantas ofrecerá la densidad y si vas a poder penetrar la cerca o si solo se quiere de adorno.

Ratificó que las plantas sembradas de semilla requieren muchos cuidados como el riego, la fertilización, el trasplante y el cuidado de los insectos. “Son muy susceptibles y necesitan mucha paciencia y dedicación; en cambio, arbolitos más grandes ya tienen cierta fortaleza y han sido adaptados a sol”, arguyó.

Los principales cuidados son a los seis meses; cuando ya ha pasado este tiempo, requieren menos atención. “No quiere decir que después no se vaya a regar, porque si no muere de deshidratación”, recordó.

Además del riego, resaltó que la poda es uno de sus cuidados esenciales.

“Hay que podarla porque si se deja crecer salvajemente se va a poner muy fea. Tienes que prever que si vas a plantar una cerca viva, cada tres meses tienes que darle una poda de formación”, aconsejó.

En cuanto a las cactáceas, estas no necesitan mucha poda. “Ellos crecen hacia arriba, a lo mejor se tenga que hacer una poda al año para controlar la altura”, concluyó.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS