Publicidad

Actualizado hace 397 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Experiencia Panorama
05:03 PM / 07/11/2018
La nota verde: Conoce los beneficios de estos cinco árboles para Maracaibo
María G. Fuenmayor
1
Agencias

Los árboles no solo regulan el clima y limpian el aire que respiramos, estos también poseen varias propiedades que pueden facilitar las múltiples tareas que encaramos a diario.

En Maracaibo, crecen árboles con una amplia cantidad de usos y beneficios que van desde jabón para lavar hasta el tinte para el cabello.

El director del Jardín Botánico de Maracaibo, David Morales, expresó que hay muchos árboles autóctonos que se pueden sembrar y que poseen grandes utilidades para el hombre, así como otros que no son de nuestro territorio pero se adaptaron a las condiciones de la ciudad.

Uno de los ejemplos de plantas con utilidades es la parapara o saponaria, cuyo fruto se utiliza como jabón para lavar.

 

“Es un arbolito bonito que más o menos crece rápido y puede tener alguna utilidad dentro de la casa. En Europa, con la onda ecológica, está muy de moda lavar con esto”, señaló.

A esta planta también se le conoce como “el jabón del pobre” y, en el campo, la recogían con este fin. Su fruto, al estrujarlo, genera espuma como lo hace una barra jabón.

Para hacer uso de esto primero debe extraerse el fruto manualmente, secarlo y pelarlo. Luego, se reservan las cáscaras, las cuales contienen saponina y son las que se utilizan para lavar. 

 

 

Otra opción es hervir la nuez de saponaria por siete minutos y utilizar el agua donde se cocinan para lavar como un detergente líquido. Con la semilla que queda se fabrican artesanías.

La tapara, otro árbol con grandes utilidades

La tapara, muy conocida en Maracaibo, es otro árbol que tiene muchos usos. "Antiguamente en las casas de campo se tenían dos o tres taparas porque de esta sacaban la vajilla de la casa”, manifestó el experto.

 

De este fruto hay variedades y diferentes tamaños de taparas, por lo que de este se sacaba el vaso del agua, taza de la sopa, ensaladera, entre otros.

Otro uso se obtiene al utilizar la parte de adentro de la tapara para teñirse el cabello. “Queda negro el pelo”, detalló.

Para lograr cambiar el color del cabello, se debe abrir la tapara por la mitad y sacar el relleno con una cuchara. Esto se coloca en una olla con un cuarto de taza de agua y se corta con un cuchillo dentro del recipiente con cuidado de no mancharse.

Se cocina por media hora a fuego lento; cuando pase este tiempo, se deja reposar la preparación, luego se cuela y se mezcla en partes iguales con acondicionador para el cabello.

Para utilizarla, solo se debe lavar el pelo y distribuir la tapara. Después, se deja reposar el "tinte" por media hora.

Esto ayudará a matizar el cabello de forma progresiva y con constantes aplicaciones. Para acelerar el proceso, puede colocarse la mezcla de tapara con agua, sin acondicionador, cada quince días.

También hay quienes licuan la tapara con sábila, cuelan la preparación y vierten directamente sobre el cuero cabelludo una vez por semana.

“Es un arbolito que aquí se ha sembrado como árbol de calle pues no es tan grande y las raíces son profundas, entonces no levanta las aceras”, agregó.

El neem, un árbol con propiedades insecticidas

Otro árbol que se encuentra en Maracaibo y se suma a la lista es el neem.  Morales puntualizó que es un árbol muy invasivo, pero que  aguanta las altas temperaturas, crece rápido, da mucha sombra  y se mantiene verde.

 

“Hay personas que dicen que no es bueno, pero realmente es falso”, aseguró.

Aunque no es autóctono, crece bien en nuestro clima y tiene muchos usos dentro del hogar.

“El neem  realmente no es un insecticida, el principio activo que tiene es que a algunos tipos de insectos los esteriliza; sin embargo, no a todos. Por ejemplo, no tiene ese efecto con las abejas, pero sí con hormigas y cucarachas, a los que sí les rompe el ciclo de reproducción”, enfatizó.

Para aprovechar esto, plantea que se hiervan hojas de neem y se maceren dos o tres días. El agua que quede de este proceso se puede usar para lampacear por tres o cuatro meses. Igualmente, aconseja bañar al perro con esta agua y así cortar el ciclo reproductivo de las garrapatas.

“Tú no vas a ver muertas las hormigas ni las cucarachas al instante, pero le cortarás el ciclo de reproducción. Es a largo plazo, pero sí funciona”, afirmó.

Morales reveló que el principio activo está en la semilla, pero las hojas también lo tienen y normalmente a estas se les saca el aceite con prensas o con tornillos a presión.

“Las personas que tienen sembradíos ecológicos usan el aceite para fumigar y no usar agroquímicos; esta es una forma de clasificar su sembradío como ecológico”, relató.

Guaireña, un alimento y clarificador de agua

La guaireña, también conocida como moringa, es otro árbol que posee grandes usos y beneficios que muchos desconocen.

 

“Aquí la llaman guaireña pero el nombre científico es moringa y es el nombre que usa mucha gente como nombre común. Este es un buen árbol para tener en el patio de la casa, además de que es de rápido crecimiento y muchas de sus partes son utilizadas”, expuso.

El experto enumeró algunos de sus usos: las raíces se usan como picante; las hojas como ensalada, las semillas verdes también se usan en comidas y cuando está seca la semilla se puede comer como un sustituto de proteína o complemento.

“Hay quienes secan las semillas y las licuan para convertirlo en suplemento proteico. Este polvo, lo agregan a la avena, sopas o guisos”, indicó.

Otro de sus utilidades es como  alimento de ganado pues las hojas de esta planta tienen alrededor de un 25% de proteína. Además, hay quienes toman té de  las flores porque es bueno para eliminar cálculos renales o como aguas aromáticas.

El experto sostuvo que las semillas también se usan como clarificadoras de agua. “Cuando se tiene aguas turbias, en lugar de usar óxido de aluminio para que se aclara el agua, se agarran unas semillas de moringa, se medio trituran, se meten en una bolsa o se lanzan al agua y, en unas horas, se nota como todos los sólidos que hay en el agua se van hasta el fondo y entonces clarificas el agua”, ilustró.

 “¿Qué cuesta eso? Simplemente plantar el árbol en el patio de la casa y mantenerla con poda porque crece bastante y rápido”, sostuvo.

La ceiba y los usos de su fruto

 

 

Así como la moringa, está la ceiba, un árbol que Morales describió como un paraguas altísimo.

“Ella estira los brazos y da una sombra muy agradable porque no es una sombra oscura, si no que permite al viento correr por debajo; por esto, es una buena planta de plaza, aunque las raíces son profundas”, apuntó.

Los principales usos de esta planta los provee su fruto, una mota que lleva la semilla y que la ceiba genera para reproducirse.

“Ella florece y da una fruta, esa fruta tiene por dentro como una lana, y dentro de esta lana viene la semilla. Su forma de partirse la semilla es que la lana vuele, el viento se la lleve y la disperse a larga distancia”, explicó.

 

 

El algodón se usa para hacer colchones, almohadas y también se hila para hacer artesanías.

“En algunos sitios la llaman kapok porque la puerta de arranque del motor de los carros lo llaman el capo y antiguamente, para que no se calentara la parte de arriba, le ponían un aislante que lo hacían con esa algodón”, relató.

Resaltó que la gente desconoce todos los usos de este árbol. “Habría que tener grandes cantidades para rellenar, pero cuando está en fruta se le puede bajar antes de que se termine de abrir y se vaya con el viento”, subrayó.

Añadió que aunque esto molesta a algunas personas, se puede solucionar bajando la fruta.

“No la dejen madurar y ya, porque si se tala, se elimina la sombra. En el jardín se han sembrado muchas porque crecen muy rápido y dan mucha sombra”, expuso.

Recalcó que este árbol tiene raíces profundas y solo saca una especie de “triángulos” con sus raíces cuando está en humedales.

Plantas como repelente de insectos

En cuanto a las plantas, una de las que tiene diferentes usos es el malojillo, de la cual se hace la citronella que se utiliza para espantar los mosquitos.  Así como esta, la menta y la albahaca,  por su olor, repelen también ciertos insectos y se usan en sembradíos de tomate.

Igualmente, la canela se usa como fungicida pero no es propia del trópico americano. De esta, el experto destacó que no es difícil plantar, pero sí conseguir.

Todas estas especies, a excepción de la canela, pueden encontrarse en el vivero del Jardín Botánico de Maracaibo.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
1
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
1Comentarios

1

domador antiopositores 07/11/2018 05:26 PM

Casi que no es rico ese país. Ahora formen otro mollejero para tumbar árboles.


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS