Publicidad

Actualizado hace 20 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Experiencia Panorama
11:04 AM / 27/06/2019
Análisis: sentidos de la nueva civilidad
Alexis Blanco

Desde el mundo morado, la voz de Zygmunt Bauman resuena, más vigente e hiperactiva que nunca. El maestro que desnuda "La modernidad líquida", sirve en banedeja de plata una reflexión muy pertinente acerca de estos nuevos tiempos en los que se desenvuelve el periodismo, ahora apodado "digital", donde el oficio del "Lector Público", tal cual lo perfila el doctor Blas Perozo Naveda, aparece profundamente entretejido desde una dinámica interactiva muy intensa. Ese "tete a tete" o cara a cara,  entre quien emite y recibe mensajes de heteróclita naturaleza e intereses recreados, ora desde una teléfono "inteligente", o desde una tableta, o desde cualquier otro dispositivo para compatir criterios, ya forma parte de esta nueva era en la que los periódicos trabajan arduamente para comprender(se) y para redimensionar su campo profesional. Todas las estructuras corporativas vinculadas con el ejercicio de este oficio del periodismo, universal y tradicional como siempre, verbo y gracia, revolucionario e influenciador como nunca, aparecen hoy abocadas a (re-de)construir los nuevos organigramas, de acción y reacción que este velocidad y simultaneidad de contenidos impone. 
De nuevo entra nuestro sabio cibergurú, Bauman, para ayudarnos a perfilar el tema: "el diálogo real no es hablar con gente que piensa lo mismo que tú. Las redes sociales no enseñan a dialogar porque es tan fácil evitar la controversia… Mucha gente usa las redes sociales no para unir, no para ampliar sus horizontes, sino al contrario, para encerrarse en lo que llamo zonas de confort, donde el único sonido que oyen es el eco de su voz, donde lo único que ven son los reflejos de su propia cara. Las redes son muy útiles, dan servicios muy placenteros, pero son una trampa...".
Desde la Universidad de Málaga, en España, el doctor Carlos Pérez Ariza, traza puntos clave para la discusión recién instaurada: "Las RRSS son una plataforma, un canal de comunicación de alto valor comunicacional. Han convertido a cualquier ciudadano en un portavoz de sucesos, los haya visto y oído o no. Reporteros de letras, de audios e imágenes. Como todo adelanto tecnológico no se puede olvidar que el Medio es el Mensaje (Marshall McLuhan, dixit). El problema es que aquí eso se cumple con meridiana, aunque peligrosa exactitud. Tal Medio es ahora tan poderoso que disfraza al Mensaje y, en ocasiones, al mensajero, con la turbia claridad de lo que transmite. No se sabe con certeza meridiana si lo que anuncia es verdad real, es invento verdadero o es falsedad directa. Lo que aparece por las RRSS puede parecer cierto, pero no ser verdad y no haber sucedido. Hay ejemplos. Cuando esas plataformas dieron por muerto a Hugo Chávez, parecía cierto (estaba en una prolongada enfermedad), pero no era verdad aún. Lo que sucede en esta porción del ciberespacio es que la inmediatez gana a la verificación. Y como ya nos enseñó Gabriel García-Márquez, 'no hay que decirlo antes, sino decirlo bien y mejor'. El futuro de las RRSS es insondable, tiene presente que apunta a un futuro indetenible. El problema es que opina demasiado sin fundamento e informa sin comprobar".
Otra vez entra en escena Bauman: "pero no se crea una comunidad, la tienes o no; lo que las redes sociales pueden crear es un sustituto. La diferencia entre la comunidad y la red es que tú perteneces a la comunidad pero la red te pertenece a ti. Puedes añadir amigos y puedes borrarlos, controlas a la gente con la que te relacionadas. La gente se siente un poco mejor porque la soledad es la gran amenaza en estos tiempos de individualización. Pero en las redes es tan fácil añadir amigos o borrarlos que no necesitas habilidades sociales. Éstas las desarrollas cuando estás en la calle, o vas a tu centro de trabajo, y te encuentras con gente con la que tienes que tener una interacción razonable. Ahí tienes que enfrentarte a las dificultades, involucrarte en un diálogo". He ahí entonces el quid del asunto: El periodismo de esta era resulta urgente e indispensable, para ayudar a esa razonable interacción que plantea el sabio polaco.
Y, como quiera que vivimos en este cruce de ciencia y arte, donde los métodos científicos admiten también la fortaleza de los instintos y las fuerzas irracionales, la magia entre ellas, pues los retos comienzan a tejer lo que, para quien suscribe, es el instante más esperanzador y promisorio de este oficio. Nunca como ahora aparecemos integrados a ese insoslayable diálogo con los protagonistas de las grandes y pequeñas historias humanas que aún conmueven y remueven el interior de cada alma civilizada. Por supuesto que encajaremos nuevos y abrumadores retos, pero, como recompensa, la mejor tradición del oficio, la de los valores extraordinarios que hacen la vida extraordinaria, seguirán siendo ese asunto clave, esa liturgia cotidiana con la que seguiremos comiéndonos el pastelito o la mandoca, con el aromático cafecito y su panorama en la pantalla del móvil o la del monitor de la oficina. Esto llegó para quedarse. Alegrémonos, pués. De nuestra parte concitamos el fluido bagaje de un estilo, una manera, unos códigos para escribir la historia y sus acontecimientos en el bendito lenguaje de los hechos cotidianos.
Es esta una etapa de transición, cambios, experimentaciones y exploraciones sustentadas en el mismo tenor con el que desarrollamos las investigaciones para recabar nuestros datos y compartirlos con un lector que quizás nos aventaje en gigabytes o memorias ram, pero con quien tenemos ahora el placer de compartir la esencia misma del trabajo: la información, gracias a Dios y a ella misma en tanto tal, convertida en liturgia nuestra de cada día. El pan diario de un ciudadano que también ha sido conminado a transformarse en ese lecto-autor, vale decir, en un cómplice directo, un copartícipe, un aliado en esta tarea loca que aún continúa siendo la búsqueda de la verdad. Vaya reto. Promisorio y efervescente como la champaña, que nunca será nueva ni vieja: sólo champaña. Pero hay que aprender a sorberla, a disfrutarla, a catarla. Información abierta y harto manipulada. ¿Una prueba? Indaguen las cifras oficiales de la economía criolla. ¿Captaron la onda? La calidad de la información seguirá sustentando nuestra credibilidad y prestigio. Abiertos siempre a esos procesos de transformación donde la creatividad habrá de conducir la orquesta hacia el logro de nuevos productos "on line", sustentables y rentables como cibernegocio cuyo mercado también estamos ayudando a construir. Hace dos años, en Spotlight, el oscarizado filme de Hollywood, los editores ya reflexionan sobre el destino de los diarios, ya no de papel, sino de ¿aire?. Parece un cuento futurista, una idea extraída de Asimov mezclado con Verne, pero la realidad virtual está aquí, imponiendo sus códigos en todas las relaciones entre personas alfabetas del planeta. Eso es una maravilla, sin duda... 
Desde Santo Domingo, Miguel Franjul, director de Listín Diario, advierte sobre: "el tiempo en que les toca desplegar sus habilidades como profesionales de un entorno digital predominante exige que sean más cuidadosos y estrictos en observar los protocolos de verificación de datos y evitar y combatir la diseminación de noticias falsas, uno de sus mayores retos. El periodismo de calidad, que debe preservarse por encima de todo en el ecosistema digital, descansa en la confiabilidad y la credibilidad de sus contenidos, ya que una sociedad no puede tomar decisiones correctas y fundamentadas si carece de información cierta y verificada. Tampoco, si la libertad de expresión es constreñida por la censura o por las interferencias de sectores públicos o privados que siempre intentan ocultar la verdad o aplastar las críticas. Estos principios rectores del periodismo profesional tienen y deberán tener un peso determinante en el esfuerzo por subsanar las profundas muestras de escepticismo que afloran en una buena parte de las audiencias de hoy, especialmente las jóvenes, que dudan de las noticias que consumen porque las perciben sesgadas o manipuladas. La investigación periodística ayuda y ayudará mucho a preservar estos rigores, así como el trabajo de las escuelas de periodismo y de las instituciones del Estado que velan por la educación profesional para extender la alfabetización mediática mediante la lectura crítica, tanto en medios tradicionales como digitales.Los multimedios, a su vez, deberán hacer los máximos esfuerzos por adaptarse a las innovaciones, aunque esto no es fácil, ya que las aplicaciones tecnológicas apropiadas para la difusión de noticias y contenidos en las redes se suceden con tal velocidad que ni siquiera las facultades de periodismo tienen tiempo para ajustar sus planes curriculares y actualizarse al mismo ritmo. Los periodistas digitales también tienen que saber que su trabajo no es el de ser esclavos de la la pantalla, sino que las noticias hay que buscarlas y registrarlas en su punto de origen, hablando con las personas, verificando fuentes y recogiendo las múltiples aristas de un hecho, sin ceder a la tentación de la velocidad para ser los primeros en dar la noticia. Y para llegar a este nivel de calidad, lo primero y más esencial es escribir bien. Simple y llanamente". ¿Así o más claro?
Desde Caracas, el colega zuliano Humberto Márquez refresca: Nuevos lectores de periódicos a la luz de las plataformas internáuticas. La migración de lectores de periódicos de papel a las versiones de los mismos en digital es tan impresionante que en pocos años constituirán la totalidad de lectores. La facilidad de ver las noticias hasta del celular y la necesidad diaria de acceder al computador de la mayoría de la población, son pasto fértil para que ocurra el fenómeno. Y si sumamos a esto, la crisis de papel a nivel mundial, estamos asistiendo a un nuevo tipo de lector a la luz de las plataformas internáuticas.
La inversión publicitaria se ha venido adecuando a la actual circunstancia, (pese a la reducción de los ingresos por la publicidad en papel), el aumento del número de lectores y el crecimiento continuado de los periódicos digitales y de la publicidad online, han incidido también en un nuevo tipo de consumidor, que es el lector a su vez; generando una situación estructural de "reconversión" de la publicidad por la entrada de otros elementos en el mercado publicitario, como los 'influencers', el Big Data o las redes sociales. Es por eso que ya está ocurriendo la reinvención de periódicos, como hace poco ocurrió con Panorama, este medio centenario que ha sido, es y seguirá siendo, en esta era digital, parte emblemática de la idiosincrasia y gentilicio zuliano. La reinvención del The New York Times se basa en dos claves: poner al lector/usuario en el centro de su negocio, y apostar, aún más, por la calidad. "El caso del NYT ofrece un buen número de lecciones que pueden ser muy útiles para otros medios, con independencia de su tamaño o localización", asegura Ismael Nafría, consultor especializado en medios digitales, que analiza el proceso en el libro 'La reinvención del The New York Times'...".

 Médico y artista, desde Miami, Segundo Cazalis expone:  "Sumamente desinformados, nunca desde la prensa escrita la opinion publica ha estado mas desinformada, cuando los medios eran pocos, una sabía de dónde venia la informacion y, profesionalmente hablando, se creó una ética del periodismo y una preponderancia , que las noticias totalmente falsas y manipulativas carecian casi siempre de energia, y los medios establecidos la destruian en la mente social sin demasiado esfuerzo, ahora pasa lo contrario, son tantas las fuentes que no aprendemos, reiteramos, buscamos la informacion que nos da la razon, la que sea, venga de donde sea, y rechazamos todo lo que sea de una corriente contraria, paradojicamente y en el momento donde obtener informacion veraz es mucho mas posible, la masa en general esta peor informada, mucho peor...". Con él comparte el economista y catedrático, Omar Muñoz Ramírez:  "Opino que lo mas saludable es que sean cuentas oficiales de medios veraces que cuenten con respaldo. De resto tengo mis dudas sobre el alcance que deben tener los usuarios, hay una horda de estupidez que les encanta desinformar o tergiversar y hay que buscar maneras de regular eso.",. Abogada y fotógrafa, Isabel Perozo aporta:  "El periodismo en las redes sociales tiene que apelar mas que nunca a la capacidad de transmitir las emociones que subyacen a los hechos. El "engagement" exige mas cronistas que diaristas, mas narrativa, mas historias, etc.".  
El artista Yehoshua Villarreal, diseñador del legendario logo de Niños Cantores del Zulia, atempera su verbo: "Definitivamente nosotros quedamos en medio de una transición milenaria, donde esta generación de milenios son expertos en la comunicación de este siglo XXI, creando un puente entre el periodismo tradicional (dicese del periodismo impreso, audiovisual, radio, etc) a un periodismo digitalizado, donde la pluma hace pausas para dar paso a los dedos. Creo que estamos viviendo un momento estelar, donde los que estamos cruzando en medio de este puente debemos estar totalmente claros y apercibidos que el mundo cambio, por lo tanto, debemos injertarnos a este “cambio” y entender que no es lo mismo estar en el mar y ser parte de él, que estar en la cresta de la ola; el punto es montarnos en esa ola e interiorizar, que en cuestión de un chasquido de dedos, podemos tocar los cuatro puntos cardinales de este hermoso planeta que flota con nosotros a bordo..."
Acompañante periodístico del dirigente político, Juan Guaidó, el comunicador Amos Smith, recuerda:  "En el peor internet de  Latinoamérica el periodismo es la última línea del pensamiento diverso y libre.  El tiempo le recompensara eso sin duda. Aunque uno es un rara avis que le gusta mancharse del papel y guardar con uno los cd y dvd, para allá van los tiros. Ahora el periódico se renueva cada minuto en el celular de cada uno de nosotros ..". Desde Lima, el maestro don Aristóteles Requejo Armas, amante profundo de Maracaibo, expuso:  "El periodismo escrito tiene un retardo de un día. Es al día siguiente que nos sorprendemos o sufrimos por las noticias. El periodismo digital es inmediato, tiempo real… Voy sufriendo mientras vas sufriendo, voy gozando mientras vas gozando, en la distancia te voy queriendo en tiempo real...  El tiempo es el enemigo del periodismo virtual. Si lo dijiste de último ya nadie te lee. "un periódico de ayer" , el ayer es un siglo en lo virtual. En un periódico virtual, las noticias tienen que ser frescas, de segundos, de minutos, de horas. Cuando son de ayer, nadie lo ve".
Paisana bienamada, Luisa Hidalgo, fundadora del periódico infantil Redonda la Luna, subraya: "Un día un niño escribió sobre los papeles de Redonda la luna " Antes yo creía que los que escribían en el periódico escribían cualquier cosa. Ahora que soy un niño periodista se que los periodistas deben escribir la verdad". Letras limpias. Debemos, Alexis, aclarar para ellos  que tambien son usuarios de las redes y, que no son  solo la esperanza sino el refugio de la vida. Mira a tu amado Dylan el ahora sólo cree en las palabras limpias porque a ellos también le asustan las mentiras en sus corazones habita la verdad. Por eso, él sabe que lo amas, sin decirlo". Cineasta exitoso, el zuliano Carlos Caridad sienta cátedra: "Creo que el periodismo por fin ha encontrado el gran medio para desarrollarse plenamente en las redes sociales. En las redes se pueden combinar todo tipo de formatos para dar la información con mayor contundencia: video, infografías, texto, enlaces, gifs..y un buen ejercicio del periodismo en las redes es esencial para combatir la desinformación (fake news). Ah, sin contar la gran libertad que tienen ahora los periodistas, de escribir cuanto quieran, publicar cuanto quieran…".
Deshojando un poema, Adelfa Giovanni dice: "El Periodismo Constructivo enfatiza que sin abandonar las virtudes tradicionales, necesitamos percibir nuestro papel de una manera otra. Tal vez ésta no sea la única opción y tampoco pretendemos dar cátedra, pero sí entendemos que una mirada constructiva abre espacios para darles voces a las personas  en las redes que conociendo sus regiones y su situación, plantean otras respuestas". Soñando aún con Atenas y las islas Santorini, la colega Henmy Paz destaca:  "es una excelente oportunidad para reinventarnos todos. Una de sus principales ventajas, además de la inmediatez es la posibilidad de que quienes consumen noticias puedan comentar sobre un hecho. Esto último permite el intercambio además de opiniones. Sin embargo, hay que tener cuidado porque el tema de la inmediatez puede originar los fake news...". 
Poeta y comunicadora especializada en semiología, Tahís Urdaneta interviene, desde Cúcuta: "si bien es sabido que la tecnología es útil e inútil según como la usemos, puesto que el capitalismo nos  tiene atrapados a todos en esta gran nube,. creo que  el periodismo como todo también es arrastrado por esta corriente. Ahora todo es virtual, hasta las amistades. Estamos entrando en una nueva era por decirlo así.  todo es virtual, pero como emancipadores y amantes de la vida  debemos utilizar esta vía para hacer un periodismo que sea orientado a la descolonialidad,  aunque eso suena como una gran utopía... La humanidad esta grave, esta herida de muerte así como lo está el ecosistema. Somos un espejo del planeta Tierra y viceversa. solo hay que utilizar estos medios virtuales para el buen ejercicio del periodismo, porque para algo productivo han de servir, está en nuestras manos hacerlo posible". 
Vuelve Bauman a entramar nuestra red de nuevas utopías periodísticas. Una pregunta suya nos arroja al mar de lava ardiente que constituye este tema. ¿Qué tipo de compromiso, si es que lo hay, establece la unión de los cuerpos? Cualquier respuesta será habilitada en este foro público abierto  que prosigue a la publicación, en la web Panorama Digital, Panodi.com, del presente trabajo. Desde la tradición, tanto del periodismo en sí como de los 104 años de Panorama, el compromiso se mantiene: informar, objetiva, veraz, imparcial y siempre con una mirada única, así sea como Lector Público o como Lector simple mortal: Los cuerpos se unen sí y sólo sí, son libres de hacerlo. ¡Salud!

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS