Publicidad

Actualizado hace 1 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Espectáculos
04:09 PM / 14/07/2015
Zhandra Rodríguez: “No se pueden romper las reglas sin pasar por ellas”
Yesenia Rincón Castellano
Panorama
Agencias

No se pueden romper las reglas sin pasar por ellas. Yo generalmente rompo con la escuela. Toda mi carrera lo hice para poder crear una nueva manera de entender  el arte del movimiento, y hacerlo mucho más liberado y  fluido. Pero las rompí, no solo  luego de pasar por ellas, sino tras haber obtenido un reconocimiento mundial”.

 Es así como la llamada primera bailarina de Venezuela, Zhandra Rodríguez, explica que en el arte de la danza hay que respetar la academia clásica, para mucho después saber y poder romper las reglas durante la creación de nuevas formas escénicas.

De ello y  otros aspectos hablará la bailarina, coreógrafa y formadora caraqueña, en el foro de danza   que PANORAMA, en ocasión de seguir festejando su centenario,  ofrecerá el  jueves 16 de julio, a las 10:00 am, en la Sala de Artes Escénicas del Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez, donde también se contará con   la destacada participación de la maestra Marisol Ferrari y su compañía  Azudanza, que presentará la obra Herencias del barroco. 

Al evento  están convocados bailarines, coreógrafos, docentes, cultores y todos los amantes de las artes del movimiento estético corporal, además del público general.

Rodríguez, quien fue bailarina principal del American Ballet Theatre y del Ballet de Hamburgo y fue compañera de gira del bailarín Mikhail Baryshnikov, fundó, junto con Vicente Nebrada y otros, el Ballet Internacional de Caracas y luego el Ballet Nuevo Mundo de Caracas que dirige hasta la fecha, al igual que Sistema de Danza para las  Escuelas Bolivarianas.

 “La gran Pina Bausch no aceptaba a nadie en su compañía si no tenía por lo menos cinco años de base académica, es decir, de ballet”,  mencionó la maestra Rodríguez tomando como ejemplo a la bailarina, coreógrafa y directora alemana pionera en la danza contemporánea del mundo. 

“Esa es la base para todos los géneros, y hasta para gimnasia y la gimnasia para la danza —insistió Rodríguez—. A las medallistas olímpicas, por ejemplo, uno dice ¿qué es lo que le falta? Es una estética cultivada por la danza académica. He allí la diferencia entre los rusos, los chinos y el resto”. 

“La contraparte es la incorporación que se ve del regreso a las raíces nacionalistas, y eso se ve en todo el mundo. Cuando inicié el Programa Integral  de Danza para las Escuelas Bolivarianas  tuvo éxito porque no imponíamos la danza académica. Es una base solamente, para que los niños y los docentes no padecieran de malformaciones más adelante, como las desgarraduras y calcificaciones”. 

Otra de las preocupaciones de Rodríguez es que en Venezuela sus más grandes compañías solo se enfocan a hacer un tipo de danza.

“Nuestro país todavía está cerrado en sus modalidades de danza. La   tradicional, a pesar de que existe una Compañía Nacional de Danza Tradicional,  no se abre,  están enfrascados en su propia estructura y en sus propios códigos. Mientras el mundo avanza en un  sincretismo del arte del movimiento, Venezuela sigue empeñada en la separación de las disciplinas”. 

La maestra Rodríguez, pese a haber viajado por todo el mundo, hasta llegar a tomar 54 vuelos en las 52 semanas del año, asegura que no necesariamente los bailarines tienen que irse del país para triunfar. 
“Lo que sí deben hacer es   abrirse a los nuevos retos. Valerse de las herramientas tecnológicas y allí ver las nuevas propuestas, cómo avanza el movimiento dancístico a nivel mundial. Y a Venezuela le falta mucho en ese sentido. Pero ese un proceso de apertura mental que  debe darse naturalmente”. 

Otra de las cuestiones que la bailarina critica es la actitud de los danzarines asalariados por el Estado: “Nuestra área no puede estar sujeta a una nómina pública porque si no les pagan no van, y si no van, hay que seguirles pagando. Es demasiada comodidad y la mística se ha desaparecido. En mi época, yo no tenía nada en el estómago y tenía que atravesar así media Nueva York para ir a un ensayo, regresarme quizá igual, y tampoco me  alcanzaba para pagar la renta”. 

“Otro aspecto  difícil de manejar es el ego de los bailarines —apuntó—. Porque hacen dos o tres solos, y ya se creen lo mejor. Eso no se decreta. Deben tener la aprobación de dos cuartas partes del mundo, por lo menos”. 

 

 

Entrada con pase de previo retiro 

Para asistir al foro, los interesados deben  retirar hoy un pase sin costo, en la sede de PANORAMA,  en el centro de Maracaibo, en horario de oficina. 
Y para el día del evento deben presentar la entrada.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEEspectáculos
Ver más