Una odisea por el universo: Bond desde el set de rodaje en Pinewood

Las escenas del más reciente film del agente 007 se han grabado en diversas localizaciones alrededor del mundo, incluyendo Jamaica, Noruega, Italia, Escocia y Londres.

Por:  EFE

En la penumbra de una pequeña plaza desierta, el parpadeo del letrero de neón "El Bar Nido" permite discernir la silueta de un hombre con traje.

De repente, el destello de una explosión repentina deja al descubierto el enigmático rostro: Daniel Craig ha vuelto, con licencia para matar por última vez.

Así comienza una de las escenas de la nueva película de James Bond, que Efe ha podido presenciar en directo durante una visita al set de rodaje.

Entre grúas y cromas verdes gigantes, los míticos estudios de cine y televisión británicos Pinewood Studios han logrado rescatar la esencia de las calles de La Habana.

Pero, aunque por un instante uno crea estar inmerso en la isla bonita, esto es Londres y está lloviendo.

"Grabar en Cuba es muy complicado, sobre todo cuando tienes que lidiar con un presupuesto de los Estados Unidos, así que tuvimos que recrear el país en Jamaica y aquí (Londres)", explica el productor de la película Michael J. Wilson, a los periodistas que han acudido a la visita del set.

La proyección, que cuenta con un presupuesto de 250 millones de dólares (225 millones de euros), se ha grabado en diversas localizaciones alrededor del mundo, incluyendo Jamaica, Noruega, Italia, Escocia y Londres.

"Teníamos claro que queríamos ir a Jamaica, porque ahí fue donde Ian Fleming escribió las novelas. Siempre decimos que Jamaica es el retiro espiritual de Bond, así que no podía faltar", señala la productora Barbara Broccoli, que lleva trabajando en la franquicia desde que apenas tenía diecisiete años.

Unos 27 kilómetros al oeste de Londres, los estudios Pinewood, situados en el distrito Buckinghamshire, llevan décadas encapsulando el Universo Bond en sus instalaciones.


El escenario del Agente 007, actualmente el más grande del recinto, fue construido en 1976 para dar vida a una de las primeras películas de la saga, "The Spy Who Loved Me" (1977) y, hoy, vuelve a demostrar el potencial creativo que ofrecen sus 18.000 metros cuadrados.

El espacio está dividido por naves industriales y cada una es un singular universo "Bond" dentro de sí misma.

"Michael fue a Cuba y fotografió las zonas que más le gustaron. Luego, juntamos las fotos favoritas y así fue como creamos este escenario", explica el director de arte Chris Lowe, mientras nos enseña instantáneas y maquetas de las construcciones que se tuvieron que llevar a cabo durante el rodaje.

"En el equipo de construcción hay unas 300 personas trabajando, así que necesitamos tener todo muy bien preparado, para evitar sorpresas y poder adaptarnos a cualquier cambio de circunstancia" añade.

En la nave de disfraces, la diseñadora Suttirat Larlarb confiesa algunas de las peculiaridades de las prendas que portan las estrellas de la cinta, como que necesitaron 33 esmoquins para el personaje del agente o que el abrigo de Moneypenny (interpretada por Naomie Harris) estaba hecho íntegramente con botellas de plástico recicladas.

La nave de los vehículos dejaría sin palabras a cualquier amante de autos. Un arsenal de catorce aparecerán en la película: diez son Aston Martin, aunque solo dos son reales.

Llena de giros, acción y emoción, "No Time to Die" saciará la expectación de los fieles de la saga, pero también dejará un regusto a nostalgia, pues el estreno del filme marca el final de Daniel Craig como agente 007.

El actor británico, que desde 2015 ha sido el rostro del mítico agente secreto, anunció hace unos meses que esta sería su quinta y última actuación como Bond.

"En esta película Daniel alcanza el arco de su personaje, sobre todo a nivel emocional. Ha completado el ciclo de sus cinco películas y creemos que ha sido una conclusión muy satisfactoria", explica Broccoli.

"Creo que el hecho de que sea su última película ha hecho que diéramos ese empujón adicional para convertirla en nuestra mejor película", concluye la productora, notablemente apenada por la retirada de uno de los James Bond más queridos por el público.

Ante su inminente partida, la incógnita sobre quién será el nuevo Bond permanece en el aire.

Más Noticias