Suspendida en España la feria de abril de Sevilla

Supondrá un fuerte impacto turístico y económico en la capital de la región de Andalucía.

Por:  EFE

El Ayuntamiento de Sevilla (sur español) suspendió este domingo15 de abril la próxima feria de abril de esta ciudad a causa de la pandemia de coronavirus, lo que se une a la decisión no celebrar las famosas procesiones de Semana Santa.

Todo ello supondrá un fuerte impacto turístico y económico en la capital de la región de Andalucía, que atrae todos los años a decenas de miles de visitantes de otras partes de España y del extranjero que asisten a estas celebraciones.

En un comunicado, el Consistorio sevillano explicó la decisión "dada la importancia de adoptar todas las medidas necesarias para contribuir a la lucha contra el avance de la pandemia del coronavirus y proteger la salud como objetivo principal y prioritario de cualquier decisión municipal".

En consecuencia, la Feria de Sevilla no se celebrará la última semana de abril, como estaba previsto. No obstante, el alcalde de la ciudad, Juan Espadas, propondrá próximamente a la corporación municipal y a los agentes sociales y económicos su aplazamiento a la segunda quincena de septiembre.

Esta nueva fecha se plantea con el objetivo de que contribuya, "una vez que se pueda superar esta grave crisis, a la necesaria recuperación económica y de empleo en la ciudad, así como a los planes que se pondrán en marcha de promoción de la ciudad y recuperación del sector turístico", según el comunicado.

Golpe andaluz

La Feria de Abril, que tiene un impacto en Sevilla de varios cientos de millones de euros, programa cada año un importante ciclo de corridas de toros en la Real Maestranza de Sevilla, entre las las plazas más importantes de España y del mundo, entre otras muchas actividades.

La celebración  atrae todos los años a decenas de
 miles de visitantes de otras partes de España y del extranjero.

 


La pandemia de coronavirus, que avanza imparable y a gran velocidad en España, ha causado una cascada de suspensiones de celebraciones y convocatorias de gran afluencia de público como las Fallas de Valencia (este español) del 18 de marzo, las celebraciones de Semana Santa (entre el 3 y el 12 de abril) y ahora la Feria de Sevilla, lo implica grandes pérdidas económicas.

Además se han paralizado o aplazado infinidad de actividades culturales como la Feria del Libro de Madrid, que pasa de mayo a octubre, y competiciones deportivas como las ligas de fútbol y baloncesto.

El Gobierno decretó el estado de alarma en todo el país durante 15 días para hacer frente a los contagios masivos, con limitación de movimientos de población y cierre de tiendas y otros establecimientos que no dispensen productos o servicios de primera necesidad como alimentos y medicamentos.

Las autoridades sevillanas consideran que, con estas medidas restrictivas, no hay tiempo para concluir a tiempo los trabajos de montaje de la portada, casetas y servicios del recinto ferial.

Más Noticias