Ricky Martin: "No puedo quedarme callado" ante las injusticias

Las denuncias de Martin también las dejó plasmadas en las canciones "Cántalo" y "Tiburones".

Por:  EFE

El artista puertorriqueño Ricky Martin, que en diez días arranca en su tierra natal su nueva gira mundial "Movimiento Tour", admitió este martes en entrevista con Efe que no puede "quedarse callado" ante cualquier injusticia, recurriendo así a la denuncia mediante su música o su postura en las redes sociales.

Esas denuncias Martin las lleva promoviendo hace 20 años con su fundación para delatar la trata de personas en Puerto Rico, y que luego sumó en las protestas del verano de 2019 que provocaron la renuncia del entonces gobernador Ricardo Rosselló por su vínculo con un chat que llevó a una crisis política y social en la isla.

Martin, no obstante, ha recurrido nuevamente a su liderazgo y a sus redes sociales para denunciar a la ahora gobernadora de la isla, Wanda Vázquez, por los cientos de niños que duermen en carpas en el sur de ese Estado Libre Asociado de EE.UU., víctimas de la actividad sísmica en esa zona desde finales de diciembre pasado.

"Yo no me puedo quedar callado. Ya está más que comprobado. Son veinte años trabajando con mi fundación, que donde un niño, en este caso, es asaltado de los derechos humanos, yo voy a hablar y voy a defender", enfatizó el artista.

"Y ahora en Puerto Rico, donde miles de niños durmiendo en la calle, no me puedo quedar callado. Vamos a trabajar muy fuerte", agregó Martin a Efe en medio de sus ensayos para las tres presentaciones que tiene en Puerto Rico -el 7, 8 y 9 de febrero- para arrancar su nueva gira, "Movimiento Tour".

Las denuncias de Martin también las dejó plasmadas en las canciones "Cántalo" y "Tiburones", los primeros dos sencillos de los que sería su próximo álbum, el cual aún no tiene fecha de publicación ni nombre.

En "Cántalo" aparecen el rapero Residente y el trapero Bad Bunny, otros dos artistas que también lideraron las manifestaciones en contra de Rosselló en el verano de 2019 por su participación en el chat junto a su equipo de trabajo, cuyos miembros se mofaron de diversos grupos, entre ellos, la comunidad gay, a la que Martin pertenece.

"Tiburones", escrita por el mexicano Pablo Preciado y el venezolano Oscar Hernández, incluye un vídeo -filmado en Puerto Rico y dirigido por el puertorriqueño Kacho López- que presenta a un grupo de jóvenes, liderado por una mujer, simulando un enfrentamiento con oficiales de seguridad, tal y como ocurrió en las protestas del verano del año pasado frente a La Fortaleza, la sede del Ejecutivo.

"Lo bueno es que yo no tengo secretos y todo está documentado. Yo simplemente hablo cuando siento algún tipo de injusticia. Esto es lo que yo le exhorto al público: que cuando existe algún tipo de injusticia, ya sea en el salón de clase, en tu vecindario, en tu pueblo, en tu ciudad o en tu país, que salgas a la calle y hables y te expreses", abundó Martin.

El artista reconoció a que cualquier persona, que al menos cuente con diez seguidores en sus redes sociales y tenga la valentía de expresarse e indignarse, "son diez personas que te están escuchando".

"Tú tienes el poder de entrar al mundo del activismo siempre y cuando sea por injusticia social, educación o salud, lo que sea necesario", reafirmó Martin, de 48 años y padre de cuatro niños.

Tanto "Cántalo" como "Tiburones" se espera que Martin las interprete en sus primeras tres funciones del "Movimiento Tour" en su tierra natal, donde usualmente arranca sus giras de presentaciones, y que marca su primera vuelta desde el 2016, cuando lanzó el disco "A quien quiera escuchar".

"Es un amuleto de la suerte" el arrancar su gira en Puerto Rico, dijo, al añadir que: "aquí presento mi música, mi legado, presento lo que fue, lo que está pasando ahora, lo que me gustaría que pasara".

Sobre este nuevo tour, Martin admitió: "Es mi vicio".

"Cuando tienes doscientas, trescientas o cuarenta mil personas frente a ti sintiendo tus emociones y con un micrófono diciendo 'venga, con las manos arriba', y ves a esas personas subiendo las manos y haciendo lo que tú quieres, pues claro que es un vicio. Es como un poder que solamente el escenario me lo da", resaltó.

"Aprovecho ese poder que me da la música para hablar de cosas que me preocupan, como la igualad, de los derechos humanos y también por supuesto de lo que es importante lo que es la fiesta, el amor", añadió.

Luego de sus tres presentaciones en Puerto Rico, Martin llevará su gira el 21 de febrero a Barranquilla (Colombia) y después el 23 de febrero en el Festival de Viña del Mar (Chile), al cual regresará después de seis años. Luego seguirá a Argentina, Uruguay y México.

"No lo puedo evitar. Empezamos en Puerto Rico, nos vamos por toda América Latina, y en verano para Europa. Quiero ir a Australia, quiero ir a Asia. Hay mucho trabajo. Obviamente Canadá y Estados Unidos. No hay duda. Son cosas bien especiales. No me puedo quejar", destacó.

"Es mucho trabajo, pero sobretodo alegría. Todas las noches vendrán 20.000, 30.000 personas a cantar y pasarla bien, a recordar viejos tiempos, a entrar en un estado romántico con algo superacústico que tengo preparado. Estoy feliz", puntualizó.

Más Noticias