Momentos memorables de los Globos de Oro

La "primera vez" de Elton John con Bernie Tupin, los premios especiales y el ácido monólogo de Ricky Gervais marcaron la noche de premios.

Por:  AP

Ricky Gervais hizo gran cosa sobre el hecho de que era la quinta y última ocasión que fungía como anfitrión de los Globos de Oro.

Quizás sea verdad. Quizás no. Pero es el marco que usó esta vez para sus chistes temerarios, que provocaron rápidas bocanadas de aliento. Referencias a Harvey Weinstein y Ronan Farrow. Una mención a la matrícula de Felicity Huffman. Un comentario mordaz de que los actores harían fila si ISIS lanzara un servicio de streaming. Un chiste obscene censurado sobre Judi Dench.

Gervais tiene un historial admirable; por eso ha vuelto tantas veces. Pero fue imposible no percibir la fatiga entre algunos miembros de la audiencia que lo vieron el domingo.

Con los dos últimos premios por entregarse pasada la hora del cierre de la gala, Gervais apareció en el escenario y miró su reloj.

“Mátenme”, dijo. “Ya casi terminamos”. Broma o no, y aun si muchos compartían su sentimiento, no es el tipo de actitud que se espera de un maestro de ceremonias.

A continuación, algunos momentos memorables, buenos y malos, de la gala anual de premios.

Nadie lo ha visto

Una rara consecuencia del astillado mundo del entretenimiento de hoy es que con frecuencia se premia a personas pocos conocidas. Ese ha sido el caso desde el auge de los servicios de streaming, como Ramy Youseff señaló de inmediato al recibir el Globo de Oro al mejor actor en una serie de comedia por “Ramy”, de Hulu.

“Sé que ustedes no han visto mi programa”, dijo el actor, aunque su humor y encanto probablemente llevará a muchos a darle al menos un vistazo.

Y esto también ocurrió este año en la categoría de cine, cuando la épica del director Sam Mendes sobre la Primera Guerra Mundial “1917” se impuso como mejor película de drama sin haber sido estrenada. Eso cambiará el fin de semana, y Mendes no perdió la oportunidad de hacer publicidad gratuita.

"Rocketman" supera a Swift y Beyoncé

Algunos jóvenes seguidores de Beyoncé y Taylor Swift quizás se hayan preguntado sobre el senil Elton John, que tuvo que ser rescatado al tropezarse cuando subía al escenario. Ese fue su único traspié de la noche. Los Globos fueron una vitrina para el superastro de los 70 y su eterno colaborador, el letrista Bernie Taupin, que recibieron el amor de los votantes por la cinta biográfica “Rocket Man” y su canción original, “I’m Gonna Love Me Again”.

John notó que era la primera vez que recibía un premio con Taupin.

“Es una relación que no se da con mucha facilidad en este pueblo. Es un matrimonio de 52 años”, dijo John profesionalmente hablando, claro. Su verdadero esposo, David Furnish, se encontraba entre el público.

Fan presidencial

Phoebe Waller-Bridge le agradeció al expresidente Barack Obama por incluir su serie de comedia ganadora del Globo de Oro, “Fleabag”, en su lista anual de favoritas.

“Como algunos de ustedes saben, él siempre ha estado en la mía”, dijo la actriz en referencia a cómo su personaje se emocionó al ver a Obama en una escena durante la primera temporada.

Premios Especiales

Los premios a la trayectoria para Ellen DeGeneres y Tom Hanks estuvieron entre los momentos más emotivos de la gala. Cuando Kate McKinnon de “Saturday Night Live” presentó el honor a la humorista, destacó que habían pasado dos décadas desde que DeGeneres y el personaje que interpretaba en su serie de comedia de ABC se declararon abiertamente homosexuales, y el impacto que eso tuvo.

“Yo estaba en el sótano de mi mamá levantando pesas frente a un espejo y pensando, ‘¿soy gay?’”, recordó McKinnon. “Y lo era. Todavía lo soy. Es muy aterrador saber eso de pronto”.

Le agradeció a DeGeneres por allanar el camino que ella seguiría.

DeGeneres dio un discurso de aceptación ensalzado con su humor astuto. Se burló de los discursos de aceptación interminables y bromeó que “no podría haberlo logrado sin mi esposo Mark”.

Hanks, quien dijo que tenía un resfriado, no pudo contener las lágrimas al ver a su esposa Rita Wilson y sus cuatro hijos en la audiencia y dio un discurso sincero sobre los demás actores en la sala.

“Él ha hecho un trabajo fácil rompiéndonos el corazón y robándonos las lágrimas”, dijo la actriz Charlize Theron al presentarlo.

Mucho tiempo

El director Martin Scorsese y los actores de “The Irishman” (“El irlandés”) seguramente apretaron los dientes al oír chistes sobre la extensión de su película de más de tres horas. “Vamos a ver un breve clip de ‘The Irishman’”, dijo Gervais. “Dura 88 minutos”.

Hanks dijo en broma que le gustaría ver las escenas descartadas.

Los chistes habrían sido más digeribles si la película se hubiera alzado con algún premio, pero se fue con las manos vacías. Pero hey, siempre están los Oscar.

Políticamente hablando

Gervais exhortó a los actores a dejar de lado la política, ¿pero quién esperaba que lo hicieran?

El primer discurso político fue de alguien que ni siquiera estaba en la sala: el actor Russell Crowe, quien envió un mensaje leído por Jennifer Aniston al anunciase que ganó un premio por su representación del magnate mediático Roger Ailes en “The Loudest Voice in the Room”. Por fortuna Ailes no se encontraba presente; ver a un actor que lo interpretó hablando sobre los peligros del cambio climático lo habría enloquecido.

La actriz Michelle Williams habló sobre el derecho al aborto, Patricia Arquette exhortó a la gente a votar y Joaquin Phoenix promovió el activismo.

Los incendios forestales en Australia capturaron la mayor atención. Gervais rompió su propia regla al final del show para pedir a los espectadores que “por favor donen a Australia”.

Había una vez...

Una cierta tristeza acompañó las victorias de “Once Upon a Time .... In Hollywood” (“Había una vez en Hollywod”) de Quentin Tarantino. Al aceptar el Globo al mejor guion, el cineasta se aseguró de hacer notar que en su caso era un premio solitario porque trabaja sin mucha ayuda. Agregó, sin embargo, que esta vez contó con un elenco maravilloso. También fue raro que sus astros, Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, no subieran al escenario cuando la cinta fue declarada mejor película de comedia.

Pitt fue encantador al aceptar su premio al mejor actor de reparto y dijo en chiste que quiso traer a su madre a la ceremonia “pero no pude porque cualquier mujer con la que pero no pude porque cuando me paro al lado de cualquier mujer dicen que estoy saliendo con ella, así que sería extraño”. Fue justo después de que las cámaras de NBC capturaron a su exesposa, Aniston, sonriendo desde la audiencia.

Jamás pensé que estaría aquí

El discurso más elocuente y honesto fue el de la actriz Olivia Colman, de “The Crown”: fue el tipo de discurso de “nunca pensé que ganaría con tanta gente maravillosa en la categoría”.

“Me emborraché un poquito porque pensé que esto no iba a ocurrir”, confió a millones de espectadores.

Más Noticias