Los protagonistas de la Berlinale pierden la cabeza

Willem Dafoe, Javier Bardem y Érica Rivas son algunos de los actores destacados en competición en el festival de Berlín que dan vida a personajes con un equilibrio mental precario.

Por:  AFP

Poseídos por sonidos, obsesionados con la visión de muertos, presos de alucinaciones… La Berlinale abunda este año en protagonistas que pierden la cabeza, dando pie a guiones que hacen saltar la barrera entre fantasía y realismo.

Willem Dafoe, Javier Bardem y Érica Rivas son algunos de los actores destacados en competición en el festival de Berlín que dan vida a personajes con un equilibrio mental precario. Aunque viven en el mundo real, su psique los lleva a dimensiones paralelas, más propias del cine de género.

"Mi objetivo fue ver cómo la fantasía opera en la realidad", explicó la directora argentina Natalia Meta acerca del "El prófugo", su segundo filme en el que Érica Rivas se ve poseída por unos sonidos que la desquician y rodeada de personas reales solo en apariencia.

Dafoe sigue igualmente derroteros fantásticos en "Siberia", el nuevo filme de Abel Ferrara. El actor interpreta a un hombre roto que decide aislarse en una región montañosa para hallar la paz interior. Pero lo que le espera es un viaje introspectivo y alucinatorio en el que se ve confrontado a sus demonios: sueños, visiones y recuerdos de su padre interpretado por él mismo. 

"Angustia" 

La sinopsis de la esperada "The roads not taken" define al protagonista Leo (Javier Bardem), como un hombre con un estado mental caótico que mientras pasa un día en Nueva York con su hija (Elle Fanning), vive las vidas paralelas que reinan en su cerebro. La película de la británica Sally Potter e interpretada también por Salma Hayek se estrenará el miércoles.

También "Todos os mortos", una reflexión sobre los orígenes históricos del racismo en la sociedad brasileña, cuenta con un personaje, la colona Ana (Carolina Bianchi), que ve a los muertos pasearse por su elegante casa de Sao Paulo. "Se trata de un elemento que añade angustia a la historia, pero para nada queríamos hacer una película de género", dijo a la AFP su codirector Caetano Gotardo.

Así la fantasía parece no solo imperar en la cancha de las películas más taquilleras -historias de superhéroes, dibujos animados...-, sino que cada vez ocupa un lugar más cómodo en el cine en general, coincidiendo con la exitosa tendencia de mezclar géneros, véase la surcoreana "Parásitos", que arrasó en los Óscars tras llevarse la Palma de Oro en Cannes. 

"El público se ha acostumbrado a ver cosas poco realistas en la pantalla, estamos entrando en un momento en que el pensamiento mágico y la narrativa realista convergen sin problemas", indicó a la AFP el director brasileño Matias Mariani, que presentó en Berlín su película "Cidade Pássaro", en la sección Panorama.

Personajes fantasmas 

"Aunque hubo una época en que se veía el cine como un medio objetivo, como el cine directo francés, cada vez es menos así", agregó este cineasta, cuya película se basa en un nigeriano que busca a su hermano desaparecido en la ciudad de Sao Paulo, pero este parece haberse convertido en un fantasma con varias identidades.

En la nueva sección "Encuentros", dedicada al cine experimental, el director colombiano Camilo Restrepo acometió para su primer filme "Los conductos" el desafío de filmar a un hombre trastornado, "Pinky", que se escapó de una secta en Medellín y sentía la necesidad de vengarse de su líder que lo había manipulado. 

"Su mayor deseo era matar a ese líder y le dije, pues matémoslo, para eso está el cine", explicó a la AFP. El resultado es una original propuesta estética y narrativa en la que el protagonista vive en un mundo de sombras, desdoblándose en otros personajes. 

Más Noticias