Jennifer Aniston confesó su lucha por escapar del papel de Rachel

“Simplemente te agotas. Quiero decir, no pude dejar de cargar a Rachel Green de mi espalda con nada que hiciera”, reveló la actriz de la serie Friends.

Por:  Agencias

El 22 de septiembre de 1994 tenía lugar la primera emisión de la serie estadounidense Friends, producida por NBC. La sitcom duraría 10 temporadas hasta el cese de su emisión el 6 de mayo de 2004 y fue un éxito rotundo en todo el mundo.

El reparto original de la serie contaba con Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, Matthew Perry y David Schwimmer.

Ahora 25 años después de aquel día, Jennifer Aniston, quien encarnó a la mítica Rachel Green, confesó para el The Hollywood Reporter sobre su particular lucha de abandonar de una vez por todas a su personaje de la serie.

 “Simplemente te agotas. Quiero decir, no pude dejar de cargar a Rachel Green de mi espalda con nada que hiciera. No pude escapar de ‘Rachel de Friends’, porque además está en todos los canales, todo el tiempo y dices: ‘¡Dejen de poner ese maldito programa!’”, explicó la actriz norteamericana.

La intérprete explicó también que gracias a su papel en ‘Una buena chica’ pudo escapar en cierta medida de Rachel:

“‘Una buena chica’ fue la primera vez que realmente pude deshacerme de lo que fuera el personaje de Rachel y poder desaparecer en alguien que no lo era. Eso fue un gran alivio para mí”, explicó.

Jennifer además ha contado que durante mucho tiempo pensó que no valía para la interpretación y que no podría hacer nada distinto.

“Recuerdo el pánico que me invadió, y pensé: ‘Oh Dios, no sé si puedo hacer esto. Quizás tengan razón. Tal vez todos los demás están viendo algo que yo no veo, que es que solo soy esa chica en el departamento de Nueva York con las paredes moradas’”, recordó la actriz.

Aniston relata a lo largo de la entrevista que tuvo que luchar y pelear por sus sueños y ganarse un lugar en la industria.

 “Luché conmigo misma y con quien era en esta industria para siempre, y constantemente se trataba de tratar de demostrar que yo era más que esa persona. Pero hay tanta libertad en envejecer porque simplemente te deja de importar lo que los demás piensen”, explicó.

Más Noticias