Harry habló tras su salida de Buckingham: “Nuestra esperanza era continuar sirviendo a la reina"

Dijo que la decisión no fue algo que hizo a la ligera y la calificó de "un paso adelante en lo que espero pueda ser una vida más pacífica”.

Por:  Agencias

El príncipe Harry, duque de Sussex, expresó “gran tristeza” el domingo 19 de enero en su primera declaración pública desde que el Palacio de Buckingham anunció que él y su esposa, Meghan, abandonarían sus títulos reales y no representarían a la reina como miembros activos de la familia real.

“El Reino Unido es mi hogar y un lugar que amo”, dijo Enrique en un discurso durante un evento de caridad en Londres. “Eso nunca cambiará”.

“La decisión que tomé para que mi esposa y yo nos apartemos no es algo que hice a la ligera”, dijo. “Fueron muchos meses de conversaciones después de tantos años de desafíos. Y sé que no siempre lo he hecho bien, pero en lo que respecta a esto, realmente no había otra opción”.

En su intervención, el príncipe dijo que siempre tendrá el máximo respeto por su abuela, a la que llamó "mi comandante en jefe".

“Nuestra esperanza era continuar sirviendo a la reina, la commonwealth y mis asociaciones militares, pero sin fondos públicos”, dijo. “Desafortunadamente, eso no fue posible”.

El acuerdo alcanzado para sellar la separación de la familia real despoja a Harry y Meghan de fondos públicos, y les exige que reembolsen 2,8 millones de euros utilizados en la renovación del complejo en el que viven, Frogmore Cottage, cerca del castillo de Windsor.

Harry también se ha visto obligado a renunciar a sus grados militares y condecoraciones, conseguidas con dos misiones en Afganistán con el Ejército británico.

Harry afirma que mantiene un "enorme respeto" por la reina Isabel II. "Ha sido un privilegio estar a su servicio, y continuaremos haciéndolo", afirma.

"Siempre he tenido un enorme respeto por mi abuela, mi comandante en jefe, y estoy muy agradecido a ella y al resto de mi familia, por al apoyo que nos han dado a Meghan y a mí en los últimos meses", dijo.

Harry también sugiere ciertas incertidumbres ante el inicio de una nueva vida lejos de las obligaciones reales. El príncipe y Meghan pasarán inicialmente un tiempo en Canadá antes de decidir si se instalan en Estados Unidos o en otro país.

A principios de enero, la pareja anunció que abandonarían sus roles como miembros de alto rango de la familia real, dividirían su tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica y trabajarían para volverse financieramente independientes.

Enrique hizo los comentarios en una cena para Sentebale, la organización benéfica que comenzó en 2006 con el príncipe Seeiso de Lesotho para ayudar a los huérfanos del Sida.

“He aceptado esto, sabiendo que no cambia quién soy o qué tan comprometido estoy”, dijo Enrique sobre el futuro de su familia. “Pero espero que eso les ayude a comprender lo que había sucedido, que alejaría a mi familia de todo lo que he conocido, para dar un paso adelante en lo que espero pueda ser una vida más pacífica”.

“Nací en esta vida”, dijo, “y es un gran honor servir a mi país y a la reina”.

"Me han estado cuidando"

“Cuando perdí a mi madre hace 23 años, me tomaron bajo su protección”, dijo, refiriéndose a la princesa Diana, quien murió en agosto de 1997 después de que un automóvil en el que iba dentro se estrelló mientras los perseguían los paparazzi.

“Me han estado cuidando por tanto tiempo”, dijo Enrique, “pero los medios son una fuerza poderosa, y espero que algún día nuestro apoyo colectivo sea más poderoso porque esto es mucho más grande que solo nosotros”.

Más Noticias