Fotos / Las parejas icónicas de Raúl Amundaray en la pequeña pantalla

Junto con la zuliana Lupita Ferrer, Marina Baura y Doris Wells, entre otras, el galán protagonizó inolvidables telenovelas en la TV venezolana.  

Por:  Oscar Zea

El rey de los galanes en Venezuela, Raúl Amundaray, grabó junto a grandes actrices algunas de las más importantes telenovelas en el país.

Fue en la época de oro de este género --muchas de ellas cuando aún la televisión nacional era en blanco y negro--  y el inicio de las grandes producciones dramáticas nacionales, que comenzaron a 'exportarse' al resto de Latinoamérica y muchos países del mundo.

Amundaray falleció la mañana de este martes 21 de enero, a los 84 años en Houston, Texas,  dejando a la televisión venezolana sin uno uno de sus íconos

En 1971 Raúl Amundaray y Marina Baura dejaron para la posteridad  La Usurpadora, transmitida por Radio Caracas Televisión. 

Marina Baura hacía el papel de las gemelas Alicia Estévez y Rosalba Bracho, y el galán caracterizado por Amundaray llevaba el nombre de Daniel Bracho.

Fue tal el impacto de esta producción que se hicieron muchas versiones de la original venezolana.

En La Usurpadora fueron acompañados por una auténtica constelación de estrellas de la época, como Maria Teresa Acosta, Bárbara Teyde, Guillermo González, América Barrios, Chelo Rodríguez, Carlos Márquez,  Agustina Martín y Helianta Cruz; entre muchos otros.

Junto a Doris Wells protagonizó en 1973 Raquel, donde interpretó a Alberto Estévez. 

El éxito de este melodrama fue de tal  magnitud que  tuvo más de 640 capítulos y  se prolongo por dos años

En 1985 fue uno de los responsables del extraordinario éxito de Cristal, de Delia Fiallo.

En esta producción hizo pareja junto con la zuliana Lupita Ferrer, y disputó los titulares y portada de revistas de farándula a la otra pareja protagonista: Jeannette Rodríguez y Carlos Mata.

En España, la emisión de Cristal en 1990 se convirtió en un fenómeno social, batiendo récords de audiencia. Esta telenovela venezolana provocaba que las calles quedaran desiertas durante la emisión de los capítulos finales, llegando en la recta final a cifras de más de 18 millones de espectadores.

Todo un galán

Amundaray era admirado dentro y fuera de la pequeña pantalla.

"Mi madre me enseñó que debía ser un caballero con los amigos y un príncipe con las damas. Crecí con esa idea y eso fue y es para mí parte importante de ser un galán dentro y fuera de la pantalla", dijo  en una ocasión Raúl Amundaray, con su voz de barítono y con una breve declamación poética, que lo caracterizaban.

El personaje principal masculino de una telenovela debía tener porte, un tono cautivador y una mirada seductora. Era preciso mirar de forma especial a la dama con la que se compartía el protagonismo de la trama, agregaba Amundaray, en clases magistrales que  ofrecía en su academia Arte Amundaray.

¿El galán nace o se hace?, le preguntaron. Y respondió: 

- Fui galancito, galán y luego primer actor, así que puedo decir que el galán nace.

Una de sus memorables actuaciones fue junto a Lupita Ferrer en Cristal.

Más Noticias