Estas 12 famosas sobrevivieron al cáncer de mama

La tasa de supervivencia de esta enfermedad es alta si se detecta a tiempo.

Por:  Agencias / Redacción Panorama

Aunque el cáncer de mama es una enfermedad a la que millones de mujeres en todo el mundo se enfrentan a diario, octubre es el mes del año destinado a la concienciación sobre esta afección con la que más de 450.000 mujeres son diagnosticadas cada año en las Américas, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Si bien es el cáncer más común entre las mujeres y es el segundo en mortalidad en América Latina y el Caribe, no es un sinónimo de muerte pues la tasa de supervivencia es alta si se localiza a tiempo, de ahí que dedicar todo un día, un mes o una vida a la prevención es fundamental para ganar la lucha contra esta enfermedad.

Como cualquier otro mal, no distingue de raza, posición económica ni siquiera género y son muchas las celebridades que han sido afectadas y hoy se unen al grupo de hermanas, amigas y madres guerreras en el mundo que son el vivo ejemplo de que es posible vencer al cáncer de mama. En el mes rosa, te recordamos algunas de las famosas que han ganado la pelea contra esta enfermedad:

Alicia Machado

La miss Universo 1996, Alicia Machado, fue diagnosticada con cáncer de mama en 2013 pero llevó su batalla en silencio. Al año siguiente, tras haber superado la enfermedad, habló al respecto con CNN en Español.

"Debo confesar que para este año no pedí nada, porque el año pasado viví de cerca el cáncer", confesó. "En el mes de julio del año pasado (2013) me habían detectado unos problemas en los senos, que por grabar Madame me fui (demorando), el tratamiento no funcionó y estuve muy mala de salud... Terminé la teleserie vomitando. He seguido adelante. Ya ese asunto pasó, me operaron y ahora estoy fuerte, sigo echándole ganas y le pido a Dios que me siga bendiciendo con salud para seguir criando a mi hija".

Machado tuvo que someterse a una doble mastectomía y también una cirugía reconstructiva.

Catalina Castaño

La tenista colombiana Catalina Castaño reveló en 2014 que padecía de cáncer de seno. Afortunadamente, esa contienda fuera de la cancha también la superó, siempre con mucho optimismo.

“Fue un momento difícil, porque estaba activa, estaba pensando en el retiro, pero mi fortaleza viene de Dios, a él le doy la gloria. Mi familia, mis amigos, todo el país me acompañó en una noticia que le dio la vuelta al mundo. Cuando recibí la noticia pedí fortaleza a Dios y al mundo. Fue un suceso sobrenatural y, a pesar que estaba pasando esa situación de luchar por mi vida, siempre fui muy positiva, echaba bromas, chistes… salía calva sin ningún tipo de complejo. Siempre he sido así, de tratar de ver las cosas positivas, que al final sale uno diferente y Dios me fortalece”, dijo a El Tiempo.

Tania Sarabia

A la reconocida primera actriz venezolana le detectaron cáncer de mama en 2004. Luego de luchar y vencer, la inolvidable ‘Mamasanta’ de “Cosita Rica” se ha dedicado al activismo en la lucha contra esta enfermedad colaborando con  la asociación Senos Ayuda.

"Fue muy duro estar tan cerca de la muerte”, dijo a El Diario en una entrevista donde además aconsejó a las mujeres que tienen cáncer que sean "postivas", acudan por ayuda y que “no se queden estáticas carcomiéndose con la enfermedad”.

Adamari López

La actriz y conductora puertorriqueña Adamari López descubrió que tenía cáncer de seno en marzo  2005, cuando apenas tenía 34 años. Tras someterse a sesiones de quimioterapia, una doble mastectomía y la reconstrucción de sus senos, logró curarse.

"Sé que es un proceso difícil. Hay que tener mucha fe, muchos deseos de salir adelante, de aferrarse a la vida. Todo pasa", manifestó López a People en Español.

En la actualidad, está casada con el bailarín Toni Costa y tiene una pequeña hija llamada Alaia.

Alejandra Guzmán

La rockera mexicana fue diagnosticada en 2007 con cáncer de mama y decidió deshacerse de la enfermedad al extirparlo de inmediato. Desde entonces, la cantante es libre de la enfermedad.

“Es duro cuando ves tu feminidad mutilada”, manifestó en entrevista a People En Español. “Mi tarea fue (aprenderme) a querer como soy ahora”, comenta la estrella que asegura fue el amor por la vida y por los suyos lo que la impulsó a superar esa “incertidumbre espantosa”.

Daniela Romo

La actriz y cantante Daniela Romo recibió su diagnóstico por cáncer de mama en 2011 y fue detectado en las primeras etapas de la enfermedad, por lo que logró ganar la pelea. Uno de los aspectos más duros para ella fue perder su larga cabellera que había sido parte de su imagen por décadas.

“En la penúltima quimio me rapé, iba dejando cabellos en el piso de mi casa. Me acuerdo cómo se me cayó el último pelito de la ceja, vi como volví a nacer. (Por eso) abracé la enfermedad con amor”, contó a People En Español.

En otra conversación, relató: “Decidí cortarme el pelo, porque cuando se me empezó a caer, fue un suplicio. Tuve que convencer a todos de que mi pelo no era mi identidad. ‘Oye, no lucho por mi cabello, estoy luchando por mi vida…”.

Lorena Meritano

La actriz argentina recordada por su papel de villana en “Pasión de Gavilanes” también sufrió la enfermedad en 2014. Por fortuna, la superó y ahora es una vocera contra este mal.

"Estoy por dentro fortalecida con la profunda convicción de que no necesito más que el aire para vivir y que Dios me siga dando salud. El resto todo se supera. Entonces estoy contenta, tranquila. No estoy enojada con la vida. Al contrario. Estoy agradecida con mi pasado, disfrutando del presente y contactada con el ahora", contó a People en Español.

Martina Navratilova

La famosa tenista con 18 títulos ganados en torneos Grand Slam es sobreviviente de un cáncer que padeció en 2010. Su diagnóstico también fue en la fase temprana y en medio de su retiro de las canchas de tenis.

"Sentía que tenía el control de mi cuerpo y de mi vida, y de repente, vino esto que está fuera de mi alcance", reconoció, en una entrevista publicada por Marca, la deportista que se sometió a una extirpación del tumor y radioterapia. “Yo que me había enfrentado a Chris Evert, a Steffi Graf, a Monica Seles y a las hermanas Williams en dobles, nunca pude imaginar que mi adversario estaría fuera de la pista", dijo sobre su batalla de seis meses con este mal.

Ana María Polo

La presentadora de "Caso Cerrado" Ana María Polo se hizo su primera mamografía a los 44 años tras sentirse "algo raro" en un seno en 2003. El veredicto fue cáncer de seno, una enfermedad que no se demoró en enfrentar y tras pasar una mastectomía, se libró de la enfermedad,

Posteriormente, daría todo su apoyo a la organización Unidos contra el cáncer en la que ha fungido como vocera. “Mientras que el cáncer siga siendo una de las mayores amenazas a la humanidad, voy a seguir apoyándolos”, comenta la abogada cubana que halló ayuda en meditación y la espiritualidad durante la enfermedad.

Angélica María

La famosa “Novia de México” es una sobreviviente de cáncer de mama que le detectaron en 1997, apenas meses después de que su madre muriera por esta causa. En aquella época, tuvieron que extirparle un tumor y reconstruirle el seno. A partir de aquel instante, forma parte de campañas y eventos que busquen concienciar al respecto.

Bárbara Mori

A los 29 años, la actriz uruguaya Bárbara Mori fue diagnosticada con cáncer de mama. Afortunadamente, el diagnóstico recibido en 2007 fue temprano y pudo salir airosa de la prueba. Luego de esta experiencia, buscó crear conciencia siendo parte del documental 1 a Minute (2010) de Namrata Singh Gujral.

"Esto del cáncer fue como: 'Ah, ¿te estás quejando? Pues ahora sí quéjate (...)' Fue como una señal que me mandó el Universo, Dios, la vida, qué se yo", contó la protagonista de "Rubí" según el portal Mamás Latinas.

Novlene Williams-Mills

Antes de los Juego Olímpicos de Londres en 2012, la corredora jamaiquina Novlene Williams-Mills recibió una dura noticia: tenía cáncer de mama; sin embargo, ella acudió a la competición, corrió en el 4x400 como el último relevo y se aseguró de ganar el bronce para su equipo.

“Cuando me dijeron que tenía cáncer, fue un shock, mezcla de incredulidad y rabia", contó a Marca. “En Londres fue duro controlar mis emociones, a veces sólo quería estar sola y llorar".

Tras ganar aquella medalla y pisar el podio, Williams-Mills viajó a Estados Unidos para someterse a la primera intervención quirúrgica en su vida para erradicar el cáncer. Después pasó por otras tres operaciones más pues quedaron células cancerosas luego de la primera.

"Fue duro, al principio me negué a una masectomía; luego me di cuenta de que no podía fallar a los que me quieren", rememoró. Finalmente, tras una larga lucha, en 2013 ya no había rastro de cáncer en su cuerpo y  se sometió a una reconstrucción de senos.

Más Noticias