Enrique y  Meghan llaman a Gran Bretaña a terminar con “racismo estructural”

Harry dijo que Gran Bretaña podría ser un lugar mejor si la gente blanca entendiera más sobre aquellos “de piel de diferente color”.

Por:  Reuters

El príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa Meghan pidieron el fin del “racismo estructural”, diciendo que frena a los jóvenes de color, en su última incursión en temas políticamente sensibles que la familia real británica suele evitar.

En una entrevista para el periódico The Evening Standard, Harry dijo que Gran Bretaña podría ser un lugar mejor si la gente blanca entendiera más sobre aquellos “de piel de diferente color”.

“Mientras exista el racismo estructural, habrá generaciones de jóvenes de color que no comenzarán sus vidas con la misma igualdad de oportunidades que sus pares blancos”, escribió la pareja en un artículo para el periódico publicado este jueves 1 de octubre.

Los duques de Sussex han hecho varios comentarios sobre cuestiones raciales desde que dejaron sus roles como miembros trabajadores de la familia real a fines de marzo y se mudaron a California.

Harry, de 36 años, dijo al Standard que se había dado cuenta de los problemas que enfrentan los negros y otras minorías étnicas desde que conoció a Meghan, cuyo padre es blanco y su madre es afroamericana.

“No estaba al tanto de muchos de los problemas y tantos de los problemas dentro del Reino Unido y también a nivel mundial. Pensaba que sí”, declaró. “No se trata de señalar con el dedo, no se trata de culpar. Seré la primera persona en decir que esto se trata de aprender”.

“Y sobre cómo podemos mejorarlo. Creo que es un momento realmente emocionante en la cultura británica y la historia británica, y en la cultura mundial”, agregó Harry, quien es nieto de la reina Isabel y sexto en la línea de sucesión al trono.

Más Noticias