El príncipe Andrés está “perplejo” al ser llamado por el caso Epstein

La fiscal Audrey Strauss indicó que los investigadores todavía esperaban poder interrogar al príncipe Andrés.

Por:  AFP

El príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, está “perplejo” ante los llamados a cooperar en la investigación sobre Jeffrey Epstein, tras la detención de la exnovia del financiero estadounidense, según una fuente cercana al príncipe.

El duque de York, de 60 años, amigo del fallecido Jeffrey Epstein, está de nuevo bajo los focos después de que Ghislaine Maxwell fuera detenida el jueves en Estados Unidos.

Esta excolaboradora y exnovia de Epstein fue inculpada de tráfico de menores, acusada de haber reclutado a jóvenes, víctimas de abusos sexuales cometidos por el financiero neoyorquino.

La fiscal Audrey Strauss indicó que los investigadores todavía esperaban poder interrogar al príncipe Andrés, caído en desgracia con este caso.

“Nos encantaría que el príncipe Andrés viniera a hablarnos, nos gustaría contar con el beneficio de su testimonio”, indicó Strauss, subrayando que la investigación seguía en curso.

“El equipo del duque está perplejo, teniendo en cuenta que hemos comunicado dos veces con el Departamento de Justicia (DoJ) el mes pasado, y hasta hoy, no hemos obtenido ninguna respuesta”, indicó una fuente cercana al príncipe a la agencia Press Association.

En documentos judiciales publicados en agosto de 2019, una mujer, Virginia Roberts, afirmaba haber tenido relaciones sexuales con el príncipe Andrés, obligada por Epstein cuando tenía 17 años.

El duque de York siempre desmintió estas acusaciones, pero la publicación de una foto en la que se ve a Virginia Roberts en esa época abrazada por el príncipe alimentó los rumores, al igual que una instantánea del príncipe paseando por Nueva York junto a Epstein cuando este ya había sido condenado y encarcelado por recurrir a la prostitución en 2008.

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró el viernes que las autoridades estadounidenses no se han puesto en contacto con su gobierno para pedirle que facilite su investigación o ayude a organizar una reunión con el príncipe. 

“No ha habido ninguna petición de ese tipo. Este es un asunto que concierne a la familia real”, dijo Johnson a la radio LBC. “Si se hiciera (...) entonces sería un asunto del gobierno británico”, afirmó. Y agregó: “Por supuesto, la ley debe ser aplicada y la ley debe ser obedecida”.

El mes pasado, el fiscal general de Manhattan, Geoffrey Berman, entonces a cargo de la investigación, le acusó de aparentar cooperación.

Pero los abogados del duque de York aseguraron que su cliente había propuesto tres veces testificar y una fuente real calificó las declaraciones de Berman como “francamente confusas”.

Más Noticias