Egoyan cree en separar persona y obra en casos como el Woody Allen

"Son facetas difíciles de reconciliar y me parece que es aún más difícil con las personas que todavía viven, como Plácido Domingo o Woody Allen", aseguró.

Por:  EFE

El laureado director canadiense Atom Egoyan, que está presentando en México su más reciente película "Invitado de honor", opinó este viernes que ha llegado a la conclusión de que se debe separar a la persona de su obra y puso de ejemplo casos como el de Woody Allen o Plácido Domingo.

"Son facetas difíciles de reconciliar y me parece que es aún más difícil con las personas que todavía viven, como Plácido Domingo o Woody Allen", aseguró Egoyan sobre el tenor español y el cineasta estadounidense que comparten duras acusaciones de abuso sexual.

El director de origen armenio recordó en una conferencia de prensa en Ciudad de México que llegó a esta conclusión tras haberse sentido discriminado al leer una frase en contra de sus compatriotas escrita por George Orwell, uno de sus escritores favoritos.

"Decía: 'confía en una serpiente antes que en un judío y en un judío antes que en un griego, pero no confíes en un armenio'. Eso me impresionó tanto porque era alguien a quien admiraba y pensaba en qué hubiera pasado si lo hubiera conocido y le hubiera dicho que era armenio", mencionó.

A partir de dicha experiencia, Egoyan contó que pasó a entender que es posible apreciar la obra artística de un individuo separando la vida personal de quienes la crean, y confesó que a pesar de lo que leyó en aquella ocasión sigue "intoxicado por sus trabajos".

Un invitado muy especial

Sobre su nueva cinta, en la que explora también ese tema del abuso de poder, el director reconoció que echó mano a miradas al presente y al pasado de los personajes para mostrar la historia de Verónica, una mujer que se reencontrará con su pasado en el funeral de su padre tiempo después de haber decidido cumplir una condena por un crimen que no cometió.

Verónica es una joven maestra de música que acepta haber hecho abuso de su poder al involucrarse con uno de sus alumnos. Con ello, Egoyan aseguró haber tenido la intención de poner en la mesa la discusión en torno al movimiento #Metoo.


"El tema del acoso está en el centro de la película. Creo que estamos ante un momento en el que somos conscientes de lo que está sucediendo y hay hilos en mi película que nos hacen pensar en qué momento se cruza esa línea: ¿es ella culpable?, ¿es tan culpable ella como cree?".

Precisamente sobre este tema y la sentencia a prisión de 23 años al productor cinematográfico Harvey Weinstein, el cineasta se confesó satisfecho de que se comenzaran a tomar medidas al respecto de algo tan común en la industria del cine.

"Un jurado lo ha determinado culpable y eso habla por sí mismo: hay una cultura fílmica en la que los hombres se aprovechan de su poder, es algo que es endémico y es un momento extraordinario en el que todo eso está cayendo", terminó.

"Invitado de honor" forma parte la segunda Semana de Cine Canadiense que se llevará a cabo en diversas ciudades de México en los meses de marzo y abril, en la que también se exhibirán seis películas más.

Más Noticias